El desastre le costará a Japón un 4% de su Pib, según el Banco Mundial

El terremoto y posterior tsunami costarán a Japón entre el 2,5 por ciento y el 4 por ciento de su Producto Interior Bruto (Pib) -entre 122.000 millones y 235.000 millones de dólares (86.000 millones de euros y 165.000 millones de euros)-, según indicó este lunes el Banco Mundial.

En un informe presentado en Singapur, el organismo multilateral señaló que pasarán cinco años antes de que finalicen las tareas de reconstrucción por el seísmo y la ola gigante, que dejaron al menos 8.649 muertos y 12.877 desaparecidos el pasado 11 de marzo.

"El crecimiento del Pib se verá negativamente afectado en la primera mitad del año, pero en los siguientes trimestres debería producirse una mejoría conforme se aceleran los trabajos de reconstrucción", dice el documento del Banco Mundial.

Las aseguradoras privadas gastarán entre 14.000 millones y 33.000 millones, lo que dejará gran parte de los esfuerzos de recuperación en el lado de las familias y el Gobierno, según la entidad. "Esperamos que el impacto económico de estos desastres a la región de Asia Oriental serán limitados", afirmó en un comunicado Vikram Nehru, jefe económico del Banco Mundial en Asia.

Sin embargo, una caída de las exportaciones de componentes electrónicos y de maquinaria japoneses tras el terremoto y el tsunami ha incrementado su precio, lo que afectará a la inflación de la región. Según el informe, si el Pib de Japón cae un 0,25 o un 0,50 por ciento, las exportaciones se contraerán hasta un 1,5 por ciento a otros países como Indonesia, Filipinas o Tailandia, que requieren los productos japoneses para su industria.

Sin embargo, el Banco Mundial prevé que las economías de Asia Oriental crezcan este año un 8 por ciento, frente a la subida del 9,6 por ciento registrada de 2010. En 1995, el terremoto de Kobe, en el sur de Japón, costó 100.000 millones de dólares (70.000 millones de euros), o el 2 por ciento de su PIB.

El terremoto y el tsunami en el noreste del Japón también desencadenaron el sobrecalentamiento y las fugas de radiactividad en la central nuclear de Fukushima, situada a unos 250 kilómetros de Tokio.

Comentarios