El Deportivo se luce frente al Girona

El franco-tunecino Lassad Nouioui, con tres goles, y el canario Juan Carlos Valerón, con dos asistencias, descubrieron la mejor versión del Deportivo ante el Girona (5-1), al que los coruñeses pasaron por encima en la segunda parte para acceder a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Riazor acabó haciendo la ola tras más media hora brillante de su equipo, que compensó con fútbol y goles las debilidades que mostró en defensa en la primera mitad y que permitieron al Girona adelantarse con un gol tempranero.

Con ocho bajas y sin sus dos entrenadores en el banquillo al tener las licencias suspendidas, el Deportivo rotó al equipo en la Copa más de lo que hubiera deseado José Luis Oltra, que vio el partido desde una cabina de radio del estadio.

Desde allí estuvo atento al primer partido oficial del guardameta argentino German Lux, que solo pudo mantener cuatro minutos su portería a cero. Uno de los centrales del Deportivo, David Rochela, perdió el balón ante Dani Nieto a unos metros de la frontal y el centrocampista del Girona le superó y cruzó el balón lejos del alcance de Lux.

A pesar del mazazo inicial, el Deportivo, que quería mejorar sensaciones después de la derrota del domingo ante el Hércules (0-1), reaccionó antes del minuto diez con un disparo de Alex Bergantiños al poste de la meta catalana.

Fue el preludio del tanto deportivista, que llegó instantes después con una combinación entre Saúl y Laure en la banda derecha de la que se aprovechó el franco-tunecino Lassad Nououi al anticiparse a la zaga rival en el primer palo y sorprender a Dani Mallo en su regreso a Riazor. El Deportivo tuvo rachas de buen fútbol en ataque con la velocidad y el desborde del portugués Salomao y la visión de Juan Domínguez, pero el portero coruñés del Girona evitó el segundo al cuarto de hora de partido al desviar a saque de esquina otro remate de Lassad.

En contraste con su línea de vanguardia, en campo propio el equipo coruñés se mostró débil por los errores de sus centrocampistas y defensas, que concedieron varias opciones de gol al rival, al que le faltó acierto en los últimos metros.

Aún así, pudo irse al descanso con ventaja en el marcador si Salomao hubiera concluido mejor una excelente jugada personal en la que, tras robar el balón en el centro del campo, superó a los tres defensas que le salieron al paso, y regateó a Dani Mallo, pero se escoró demasiado y su remate se fue al lateral de la red. No hubo tregua en la reanudación, en la que el Girona quiso sorprender otra vez en las primeras acciones con un centro de Dani Nieto que desvió Lux y el Deportivo respondió con un disparo de Salomao que no cogió puerta.

Volvió a la carga el conjunto catalán con un mano a mano que desperdició Ion Vélez después de haber ganado la espalda a los centrales del Deportivo. El conjunto coruñés devolvió el golpe con un disparo de Laure desde fuera del área que Dani Mallo logró desviar con una mano a saque de esquina.

Tras unos minutos de calma aparente, la entrada de Juan Carlos Valerón cambió la eliminatoria en cuestión de segundos con un pase al hueco que aprovechó Lassad, tras un buen desmarque, para poner por delante a los blanquiazules a los 65 minutos, que desquiciaron al Girona en el último tramo de partido.

Tuvo tiempo Lassad para marcar el tercero otra vez a pase de Valerón, incordiar a José Cervera y Richy en el cuarto de la noche, y ver el quinto de la noche, obra del portugués Diogo Salomao tras una asistencia del mexicano Andrés Guardado.

Comentarios