martes. 16.07.2019 |
El tiempo
martes. 16.07.2019
El tiempo

El conflicto de la playa de As Catedrais enfrenta a los alcaldes de los concellos de Ribadeo y Barreiros

Visitantes, en el arenal
Visitantes, en el arenal
Fuente Parga pide directamente más beneficios de los que genera la playa y Barcia ve "delirante" su papel en este tema

La tensión generada a propósito del plan de la Xunta para la playa de As Catedrais está generando como efecto colateral un enfrentamiento entre los concellos de Ribadeo y Barreiros. Todo comenzó cuando el pasado lunes apareció el alcalde de Barreiros, el popular Alfonso Fuente Parga, como uno de los beneficiarios de dicho plan. Él mismo reclamó este jueves que no se miren los lindes y dice que los principales beneficiados por la aplicación del plan autonómico tienen que ser Ribadeo y su propio municipio.

Fuente Parga considera legítimo que los establecimientos de hostelería de Barreiros se beneficien del tirón de la playa de As Catedrais y dice que además también pueden hacerlo, aunque en menor medida, los de otros puntos de la comarca porque indica que "os impostos de todos os galegos son os que permiten actuar nese marco".

Pero para el alcalde de Ribadeo la aparición de Barreiros como actor principal en el plan para la playa de la mano de la Xunta de Galicia es "delirante". Ya el lunes, en presencia de la conselleira de Medio Ambiente, recriminó su presencia en el acto y en el propio plan porque indicó que "ata o día de hoxe, xamais se preocupou o máis mínimo pola praia".

Además, le recordó explícitamente que "o monumento natural da praia das Catedrais chega xusto ata o regato que fai de separación dos dous concellos, a praia non ten nin un centímetro no concello de Barreiros".

A calmar los ánimos no contribuyeron unas palabras del alcalde barreirense señalando que la bajada a la playa podría hacerse perfectamente desde su propio municipio y bromeó con que podría llevar uno de los arcos de As Catedrais para la playa de Arealonga, una broma muy mal acogida por los representantes ribadenses por el momento en que la hizo.

En el pleno celebrado por el Concello ribadense el pasado miércoles, Suárez Barcia volvió a indicar una vez más que Barreiros "non pinta nada en todo esto" e invitó, también por segunda vez, a Fuente Parga a "ir a Barreiros a amañar o desaguisado urbanístico que ten alí montado e que el consentiu".

Otro tema que se reprocha a Barreiros es el de que no realiza ningún tipo de aportación al arenal, que en lo que a aportaciones municipales se refiere recaen íntegramente del lado de las arcas municipales ribadenses, por lo que el gobierno municipal de Ribadeo no logra comprender cómo pueden incluirlo ahora en un plan para la playa más que "por motivos políticos" y Suárez Barcia asegura incluso que "hai unha fronte aberta contra Ribadeo desde a Xunta e desde o Concello de Barreiros".

RECRIMINACIÓN. En el acto público del martes celebrado en el Teatro de Ribadeo tanto el alcalde como el presidente de Acisa, Francisco Iriarte, desvelaron que durante toda la tramitación del plan de As Catedrais la Xunta contó con dar un trato preferencial también a los municipios de Trabada y Lourenzá.

Suárez Barcia comentó en tono sarcástico que fue "unha verdadeira casualidade que eses dous concellos se caesen desa tramitación xusto despois das eleccións municipais. Non sei se tiveron algo que ver os resultados en ambos concellos", en alusión a que el PP perdió en Trabada y Lourenzá, donde ahora gobierna el PSOE con mayoría absoluta.

Pese a la postura del alcalde ribadense, Fuente Parga le aconseja lo contrario de lo que está haciendo, y le pide que colabore abiertamente con la Xunta de Galicia y ponga los medios que tiene a disposición del Gobierno gallego "e que se colabore con esa administración con este plan que ademais vén pedido desde o propio Concello de Ribadeo", según él afirma.

El conflicto de la playa de As Catedrais enfrenta a los alcaldes de...
Comentarios