Martes. 21.11.2017 |
El tiempo
Martes. 21.11.2017
El tiempo

El Concello tirará en Vilar de Sarria un cierre que carece de licencia

Estado que presentaba el cierre en el momento de la denuncia
Estado que presentaba el cierre en el momento de la denuncia
La resolución llega tras un largo y polémico proceso y el coste irá con cargo a unos vecinos

El Concello sarriano ejecutará, de forma subsidiaria, el derribo forzoso de un cierre en Vilar de Sarria y repercutirá el coste de esta actuación, que podría superar los 4.000 euros, a las personas que levantaron el muro sin contar con licencia municipal, tal y como recoge una sentencia. La resolución llega tras un largo y polémico proceso de denuncias administrativas y judiciales que se remontan en el tiempo varios años y por las cuales también tuvo que declarar en su día el entonces alcalde, Claudio Garrido.

El muro fue denunciado en 2011 por Eugenio Márquez, quien acusó a unos vecinos de ocupar con el cierre parte del camino público denominado de Barreiros y tapar una gavia con un relleno de tierra, de modo que en época de lluvias el agua llegaba a sus propiedades.

Tras múltiples escritos, el Concello de Sarria incoó en enero de 2013 un expediente de reposición de la legalidad urbanística. Ese mismo año, las obras se declararon ilegales por carecer de licencia y se instó a los denunciados para que en el plazo de tres meses recabasen los permisos. Al no hacerlo, en abril de 2014 el Ayuntamiento emitió un nuevo requerimiento para devolver el camino a su estado anterior y, finalmente, impuso dos multas coercitivas de 1.000 euros cada una de ellas, las cuales resultaron "infructuosas".

El último paso fue un expediente de ejecución forzosa subsidiaria de la demolición y devolución al estado original, para el cual se aprobó un proyecto técnico que fija el coste de los trabajos -incluida la retirada de una plantación de árboles- en 4.246 euros.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Lugo ya autorizó al Ayuntamiento a entrar en la finca de los denunciados para ejecutar el derribo, en un plazo de dos meses desde la notificación. Con este motivo, el Concello ha encargado una nueva memoria valorada del coste total.

Eugenio Márquez no descarta ahora emprender acciones contra las personas que realizaron estas obras "ilegais" porque, según dijo, le causaron "grandes prexuízos". "Inundóuseme a casa e cheguei a ter 50 centímetros de agua", aseguró. El vecino recordó que el proceso fue "moi longo" y atribuyó la demora a las "trabas que poñía o Concello". "Garrido dicía que as obras se axustaban á legalidade e agora vese que o xulgado di que non tiñan licenza", añadió. Además, culpó al Ayuntamiento de "deixar caducar" en este mandato un expediente sancionador y de no entregarle un atestado de la Policía que solicita desde 2012.

El Concello tirará en Vilar de Sarria un cierre que carece de licencia