Lunes. 18.12.2017 |
El tiempo
Lunes. 18.12.2017
El tiempo

El Concello debía 9 millones en facturas en 2016 y tenía 15 en el banco

Piscina de Frigsa, que sufrió cortes de luz por el retraso en los pagos
Piscina de Frigsa, que sufrió cortes de luz por el retraso en los pagos
El informe de morosidad revela que se mantienen los problemas para la gestión de los pagos

El informe de morosidad municipal del último trimestre del pasado año revela que el Concello sigue acumulando retrasos en el pago de facturas a proveedores, hasta el punto de que a finales de 2016 estaban pendientes de abonar casi 9.500 minutas por un importe que roza los nueve millones de euros. Sin embargo, el Ayuntamiento no parece tener problemas de liquidez, ya que a 31 de enero de 2017 los saldos bancarios de las cuentas municipales ascendían a más de 15 millones de euros.

El informe revela que el periodo medio de abono apenas mejoró en diciembre un punto con respecto a noviembre, al situarse en 108,3 días, el triple de tiempo que se tardaba a principios de ese año, que era de una media de 43,49 días. Mientras, el periodo medio anual de pago quedó en 2016 en 90,12 días.

 Los datos fueron comentados este jueves por la concejala del PP Isabel Devesa, quien considera que este informe, que el gobierno local elevará a la comisión de cuentas del próximo lunes, refleja "claramente el brusco deterioro de la situación económica municipal, con el agravante de que el problema no es de liquidez sino de la deficiente gestión política".

Devesa alude de esta forma al problema en la revisión de las facturas que acumula el Concello y que según el gobierno local se debe a una falta de personal provocada por las limitaciones de la llamada ley Montoro. De hecho, el abono de las facturas a las compañías eléctricas continúa atascado, una situación que ya provocó cortes de suministro puntuales en algunos edificios municipales, como la piscina de Frigsa o varios centros sociales. El gobierno, que admite los problemas en la revisión de las minutas eléctricas, asegura que quitando estas del balance, el periodo medio de abono de las facturas quedaría situado en 18 días.

La popular Isabel Devesa tacha por otra parte de "muy grave" que el gobierno local haya pagado fuera de plazo casi el 60% de lo que abonó en el último trimestre del ejercicio de 2016, en concreto, 2.832 facturas por importe de 8.535.482 euros. "Esto demuestra que no se trata de una circunstancia puntual o coyuntural, sino de la tendencia habitual de los socialistas, quienes han convertido en un mal endémico la economía municipal", expone la edil.

La concejala popular, que recuerda que Lugo es la ciudad gallega que peor paga y la tercera española, urge a los socialistas a implementar una verdadera tramitación electrónica que permita agilizar al máximo el cotejo de facturas y su pago.

El Concello debía 9 millones en facturas en 2016 y tenía 15 en el...
Comentarios