lunes. 12.04.2021 |
El tiempo
lunes. 12.04.2021
El tiempo

El compostaje doméstico llega a 40 familias de Sober

Raquel Arias ayuda a montar un recipiente de compostaje. TOÑO PARGA
Raquel Arias ayuda a montar un recipiente de compostaje. TOÑO PARGA

El ayuntamiento de Sober, con el apoyo de Sogama, decidió implantar un programa de compostaje doméstico al que se han adscrito 40 familias del municipio.

El objetivo de esta iniciativa, tal y como explicó el alcalde, Luis Fernández Guitián, es comprobar sus beneficios ambientales, económicos y sociales, ya conocidos a través de otras experiencias desarrolladas en la provincia, como es el caso de A Mariña, donde cinco ayuntamientos -Alfoz, Barreiros, Cervo, Trabada y Lourenzá- desarrollan un proyecto piloto en el que participan 200 casas.

En el caso de Sober, la dinámica a seguir será similar a la aplicada en el norte de Lugo, comenzando con la selección de los domicilios dispuestos a colaborar, la formación del vecindario en los pormenores de la técnica y la distribución de los 40 recipientes para hacer el compostaje.

Para llevar a cabo las distintas tareas, éstas contarán en todo momento con el asesoramiento y la supervisión de especialistas al servicio del Ayuntamiento, que se encargará de realizar un seguimiento puerta a puerta con el objetivo de comprobar el trabajo realizado y solventar las posibles dudas que puedan surgir.

Con ello, según explicó la delegada territorial de la Xunta en Lugo, Raquel Arias, quien ayer participó en el acto de presentación de esta iniciativa, «conseguir un abono natural, rico en nutrintes, libre de axentes contaminantes e con gran poder fertilizante, que poderá ser utilizado nas propias hortas, xardíns e terras de cultivo dos titulares de cada vivenda».

Por su parte el regidor soberino quiere ir más allá en la consecución de un municipio medioambientalmente sostenible y anunció que procederá a la distribución de 100 lotes de bolsas de rafia de colores de 20 litros de capacidad cada una, plegables, reutilizables y cien por cien reciclables.

Cada uno de estos lotes estará formado por una bolsa de color amarillo, para los envases ligeros; una azul, para el papel y cartón, y otra verde, para el vidrio. Las bolsas disponen de asas para facilitar su manejo y hacer más cómoda la selección, además de un velcro que permite la unión entre las tres y una serigrafía específica a través de la que se recuerda qué tipo de desecho debe introducirse en cada una.

El compostaje doméstico llega a 40 familias de Sober
Comentarios