El comisario dice que el robo del centro A Pinguela pudo ser una "venganza"

La Policía no descarta que fuese obra de estudiantes u otras personas vinculadas al instituto monfortino

Los ladrones que la madrugada del 22 al 23 de marzo asaltaron el instituto A Pinguela de Monforte y causaron cuantiosos destrozos en las instalaciones, además de llevarse dinero y ordenadores, podrían haber actuado por "venganza", según explicó este lunes el inspector jefe de la Policía Nacional que ejerce de comisario en Monforte, Juan Francisco Mariñas Canabal.

Como había adelantado este diario pocos días después del robo, los asaltantes eran tres y fueron captados por una cámara de circuito cerrado, aunque el vídeo es de mala calidad. El inspector jefe añadió este lunes que los tres sujetos que se aprecian en las imágenes van encapuchados, con guantes y mochilas y además portan una pata de cabra que habrían usado para acceder al centro.

Mariñas también explicó, en un programa de radio en el que tiene un espacio fijo, que todo apunta a que se trata de personas "del entorno del centro" que podrían haber actuado "por venganza". Aunque fue cauto con sus palabras, se refirió indirectamente a la posibilidad de que fuesen alumnos o ex alumnos de A Pinguela.

EL ROBO. Cuando el pasado 23 de marzo el personal de A Pinguela acudió a abrir las instalaciones a primera hora de la mañana, se encontró con un reguero de destrozos en varias aulas del centro.

Los ladrones habían entrado de madrugada en las instalaciones por una ventana de la planta baja que da al jardín botánico. En cuanto entraron cortaron el servicio eléctrico y el telefónico, lo que desactivó la alarma.

A partir de ahí recorrieron a sus anchas las instalaciones, entraron en las aulas, lo revolvieron todo y se llevaron unos 6.000 euros en efectivo que juntaron en diversas dependencias. Además, recogieron ordenadores portátiles y cámaras de fotos cuyo valor rondaría los 8.000 euros. Durante el robo arrasaron puertas y mobiliario y causaron daños materiales cuantificados en otros 8.000 euros.

Comentarios