lunes. 06.12.2021 |
El tiempo
lunes. 06.12.2021
El tiempo

El Casino litigará con Portos si no renueva su concesión

El Casino de Viveiro Club Náutico está más que dispuesto a defender sus intereses sobre la concesión de las instalaciones que tiene con Portos de Galicia y sus directivos aseguran que si no se la renueva iniciarán un contencioso contra el ente público. Aseguran que tienen derecho a esta prórroga, «pues no hay limitación para pedirla, sino el propio vencimiento de la concesión original», que caduca en 2013.

Sin embargo la directiva no es muy optimista sobre el propósito de Portos. «No tiene intención ninguna de concedernos la prórroga y buscará cualquier resquicio legal al que acogerse para no hacerlo», dicen, y añaden que «lo que se pretende es instalar una enorme discoteca en la zona del Casino». El panorama es delicado porque todo el proceso mediante el que consiguieron las instalaciones y construyeron el primer pantalán del puerto deportivo está «lleno de irregularidades», de las que responsabilizan al anterior alcalde, César Aja.

La directiva puso estos hechos en conocimiento del ministro de Fomento, José Blanco, a través de una carta. En ella explica la forma en la que el Casino cedió su concesión original de agua -que actualmente ocupa un supermercado- «en base a una supuesta permuta, alentada desde Portos, y perfeccionada por Aja». Tienen documentos de este proceso desde 1983, cuando Costas otorgó al Casino la concesión para legalizar el edificio y la ejecución de una dársena deportiva, que ocupan una superficie de 16.219 metros cuadrados en tierra y 6.400 en agua, «por un plazo de 30 años, prorrogables a 50». Añaden que la prórroga todavía no se ha solicitado y los 30 años vencen el 21 de abril del 2013, aunque recuerdan que el jefe de la zona Norte de Portos comunicó en 2004 que podrían solicitarla.

Mención aparte merece la permuta de la superficie de agua, que plantea el Concello para la construcción del puerto deportivo y que consiste la cesión de agua que el Casino tenía en el lado sur, donde se haría un relleno en principio para una plaza de abastos «a cambio de un pantalán en el futuro puerto deportivo que se construye en la zona norte». De esta renuncia a parte de la concesión «no existe más documentación que el acta de la junta del Casino del 6 de julio de 1990». De hecho, en el registro de la propiedad figura la concesión sin modificar.

Portos da luz verde a la construcción del puerto deportivo en el 98, año en el que el Casino, «con permiso del concesionario, paga e instala el primer pantalán», pero realmente el Casino «lo único que tiene son los contratos de Turviveiro con cada uno de los 38 socios con plaza de amarre». Como muestra del modo de proceder del Concello entonces, recuerdan que «el IVA de esa gestión, 15.000 euros, lo dedujo Turviveiro».

El Casino litigará con Portos si no renueva su concesión
Comentarios