miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

El BNG afronta el reto de mantener su actual representación en Madrid

El Bloque Nacionalista Galego afronta en las elecciones generales el reto de mantener los dos diputados que actualmente tiene en el Congreso, ante el riesgo que representa el ritmo descendente que ha experimentado en las últimas citas electorales.

La posibilidad de perder el escaño por la provincia de Pontevedra y quedar con un solo diputado llevaría a la formación nacionalista a una situación inédita desde que en el año 1996 consiguió por primera vez llegar a la Cámara Baja, con dos representantes, que en 2000 pasaron a ser tres.

Bajo el lema de "La alternativa que te defiende", el BNG apela al "voto útil en Galicia" para las elecciones del 20N y se presenta como la única garantía de que este territorio esté representado en la política estatal.

El tercer partido más votado en Galicia llega a estos comicios desligado ya de su anterior socio de Gobierno en la Xunta, el PSOE.

En esta precampaña su líder, Guillerme Vázquez, se esfuerza por demostrar que el BNG es la única alternativa real a las políticas "de derechas" de socialistas y PP y se presenta como la izquierda.

La distancia entre el nacionalismo gallego y los que fueron sus socios en el Gobierno bipartito viene marcada especialmente por la política económica del Ejecutivo de Zapatero, aunque la brecha ya se abrió por las posturas enfrentadas ante la fusión de las cajas gallegas.

El BNG se opuso a la reforma laboral acometida por el Gobierno central, al igual que a la modificación de la Constitución para limitar el déficit público.

Sin embargo, nacionalistas y socialistas aún coinciden en alguna de sus propuestas, como la supresión de las diputaciones provinciales, pero ya escenificaron sus abiertas diferencias tras las municipales de mayo.

En las últimas elecciones locales, el BNG consiguió un 16 % de los votos, 261.466 sufragios, lo que supuso un considerable recorte con respecto a las anteriores de 2007 y los dejó con sólo 589 concejales, frente a los 661 de cuatro años antes.

PRIMERAS GENERALES CON VÁZQUEZ

Vázquez se estrena ahora en unas elecciones generales al frente del BNG, ya que en los anteriores comicios de 2008 aún lideraba la formación el exvicepresidente de la Xunta Anxo Quintana.

Durante la etapa de liderazgo de este último, el Bloque perdió uno de los tres diputados que llegó a tener en Madrid cuando su portavoz era Xosé Manuel Beiras, bajo cuyo mandato logró el "sorpasso" al PSOE en 1997 en el Parlamento de Galicia.

12 POR CIENTO, 2 DIPUTADOS

En las elecciones de hace cuatro años, los nacionalistas obtuvieron casi un 12 % de los votos en Galicia, 212.500, con lo que mantuvieron los dos escaños de la anterior legislatura, sobre la que crecieron ligeramente en porcentaje y número de apoyos en las urnas.

Francisco Jorquera, que fue senador por designación autonómica, ocupa la representación del BNG por A Coruña, mientras que Olaia Fernández Davila es diputada por Pontevedra.

Nacido en Ferrol en 1961, Jorquera es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Santiago de Compostela. Está casado y tiene dos hijos.

Participó en 1982 en la fundación del actual BNG, formación en la que ha desempeñado diferentes cargos. En 2003, fue elegido por la XI Asamblea Nacional para formar parte de la Ejecutiva.

En España, el BNG fue el octavo partido más votado, por detrás de otros grupos nacionalistas, CiU, EAJ-PNV y ERC, y de IU y UPD, además de los dos mayoritarios.

Para estas elecciones los nacionalistas gallegos solicitan más apoyos del electorado, con la esperanza de conseguir una representación en el Congreso similar a la que tienen el nacionalismo vasco y catalán.

El BNG afronta el reto de mantener su actual representación en Madrid
Comentarios