El Banco Gallego solo abrirá al público en Castro los días de feria, el 1 y el fin de mes

La Casa Pasarín, que se reformará para abrirla como albergue.
photo_camera La Casa Pasarín, que se reformará para abrirla como albergue.

La oficina que la entidad Banco Gallego mantenía operativa desde hace años en Castro de Ribeiras de Lea reduce su periodo de actividad y solo permanecerá abierta al público los miércoles, día de feria en la localidad, y el primero y último de cada mes, siempre y cuando no coincida en sábado o festivo, tal y como reza el cartel colgado en la puerta de entrada de la oficina.

La nueva política de atención al cliente anunciada por el Banco Gallego para su oficina de Castro, así como para los despachos existentes en Guitiriz y en Mondoñedo, que también abrirán una jornada a la semana, además del primer y último día de mes, responde poco menos que a un cierre encubierto. De hecho, aunque en todas las sucursales se mantienen los servicios del cajero automático, éstas solo tendrán personal entre cuatro y seis días al mes, en función de las vicisitudes del calendario.

La entidad bancaria informa además a los clientes de la oficina de Castro de Ribeiras de Lea que los días en que esta sucursal permanezca cerrada al público deberán dirigirse a la oficina principal de la entidad en la capital lucense, emplazada en la céntrica Rúa Bolaño Rivadeneira.

El nuevo horario de atención al público anunciado desde principios de este año 2012 por el Banco Gallego en su oficina de Castro, así como en las ya citadas de Guitiriz o Mondoñedo, supone una brutal reducción con respecto al horario de atención al público que prestaban hasta el momento y que se extendía de 8.30 a 14.30 horas, de lunes a viernes.

El progresivo conocimiento del nuevo régimen de apertura instaurado por el Banco Gallego en su oficina de Castro de Ribeiras de Lea ha generado no poca controversia entre los vecinos, que, clientes o no de la citada entidad, entienden que la reducción de prestaciones y servicios no es un buen síntoma y tampoco genera beneficio alguno para el pueblo.

Los motivos que han llevado a la citada entidad bancaria a este reajuste de horarios está asociado a una política de reducción de plantilla, tal y como dejaron entrever algunas fuentes del sector, las mismas que indicaron que el Banco Gallego había decretado un Ere, a través del que se han prejubilado cerca de un centenar de trabajadores que tenían 59 o más años.

Esta brusca reducción de plantel en las oficinas periféricas, que en algunos casos, como es el del despacho de Castro de Ribeiras de Lea, reportan pingües beneficios para la entidad bancaria, sumado a la progresiva centralización de servicios del Banco Gallego en Madrid, han disparado ya los rumores sobre una posible operación de venta o absorción del citado banco por parte de otra entidad.

NUEVO REAJUSTE BANCARIO
La reducción de los días de apertura de la oficina del Banco Gallego de Castro de Ribeiras de Lea, eleva a dos, junto con la oficina de Banesto de Castro de Rei, el número de entidades bancarias radicadas en el municipio que han acotado sus horarios de atención al público. N. RODRÍGUEZ

Comentarios