viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

El asesino de Burgás, condenado a otros 9 meses por una agresión previa

Brais Lozano y los otros dos acusados, en el juicio.
Brais Lozano y los otros dos acusados, en el juicio.
Su defensa pidió sin éxito suspender la pena alegando que cuando le dio una paliza a otro joven no tenía aún antecedentes violentos

Brais Lozano, condenado como autor del doble crimen de Burgás, volvió ayer a sentarse en el banquillo de los acusados por otro episodio violento, la agresión a un joven en una discoteca de Vilalba. Se declaró culpable, lo que le permitió ver rebajada a nueve meses la condena inicial de dos años que solicitaba para él la Fiscalía por un delito de lesiones.

Como aquel 22 de febrero de 2012, cuando entró en compañía del ya fallecido Juan José Calaza en casa de Eulogio Hermida y acabó con la vida de este y de su padre, además de dejar por muerta a su madre, tampoco en esta ocasión actuó solo. Junto a él fueron juzgados por la misma agresión y condenados a la misma pena G.G.L. y A.G.L. También para ellos se pedía de inicio dos años de prisión.

Brais Lozano, muy tranquilo, con un aspecto saludable y una gorra cubriendo su cráneo rapado, fue trasladado desde la prisión de Monterroso hasta la sala de vistas del Penal 2, donde estaba previsto el juicio por unos hechos sucedidos casi un año antes del terrible crimen de Burgás. Fue en la madrugada del 12 de junio de 2011, en la discoteca Trocco de Vilalba, cuando, según el escrito de la Fiscalía reconocido por los acusados, los tres le dieron una paliza a otro joven.

Los golpes le alcanzaron la cabeza, los brazos, el rostro, la espalda y el cuello, y le produjeron un traumatismo craneoencefálico, una brecha en la cabeza y numerosas contusiones. Por estas lesiones y las secuelas, la víctima deberá ser indemnizada solidariamente por los tres condenados con 4.000 euros.

Suspensión

Se da la circunstancia de que las defensas de los tres acusados solicitaron que los nueve meses de prisión de la condena se suspendieran. En el caso de Brais Lozano, el letrado defensor razonó que en el momento en que sucedieron los hechos todavía no tenía ningún antecedente violento.

Como es lógico, la fiscal del caso aceptó dicha suspensión -condicionada a que no vuelvan a delinquir en los próximos dos años- para los otros dos condenados, pero no para Brais Lozano, dada la peligrosidad demostrada por su implicación en el doble crimen posterior y la gravedad de esos hechos.

El asesino de Burgás, condenado a otros 9 meses por una agresión...
Comentarios