Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

El alumnado del Frei Luis se reubica en el parvulario y los dos institutos

Reunión de padres en el Ceip (Foto: Vila)
Reunión de padres en el Ceip (Foto: Vila)

Los 370 niños del colegio Frei Luis de Granada de Sarria serán realojados en los otros centros de enseñanza públicos de la villa: los institutos Xograr Afonso Gómez y Gregorio Fernández, y la Escola de Educación Infantil, conocida popularmente como parvulario. La Consellería de Educación también hará uso del edificio de infantil del colegio Frei Luis, que es de nueva construcción, está independiente del resto de las instalaciones y no presenta daño alguno en su estructura.

Representantes de Educación y los equipos directivos de los centros de enseñanza trabajan desde primera hora de la mañana de ayer en los preparativos del realojo. Tras visitar las instalaciones de los dos institutos sarrianos y comprobar la disponibilidad de aulas existente -siete en el Xograr Afonso Gómez y seis en el Gregorio Fernández-, acordaron distribuir el alumnado de primaria entre ambos centros, situados en las proximidades del colegio.

Por su parte, los alumnos de educación infantil se repartirán entre el nuevo edificio del Frei Luis -que cuenta con un patio propio y está separado de la zona afectada por las obras- y el parvulario, informó la delegación territorial de la Xunta, que valoró el hecho de que todos los niños permanezcan en centros educativos de la villa.

La delegada, Raquel Arias, que el martes visitó Sarria para informar del realojo, agradeció también «a extraordinaria disposición» de los miembros de los equipos directivos de los distintos centros y del Concello, «que responderon rápida e favorablemente ao plantexado por Educación».

Traslado

Las labores previas al traslado de los escolares comenzarán hoy mismo con el transporte del material educativo, tareas en las que colaborará el Concello de Sarria. La Administración local ofreció «disponibilidad absoluta» para estos trabajos, por lo que esta mañana la brigada de obras y un camión empezarán a trasladar los enseres a los nuevos locales.

Según explicó el director del colegio, la previsión con la que se trabaja es poder reiniciar las clases en las nuevas ubicaciones el miércoles de la próxima semana.

El realojo se hará intentando causar el mínimo trastorno posible a niños y docentes, manteniendo la composición de las clases y sin separar al alumno de sus profesores y compañeros de aula, aunque no se descarta que haya que agrupar algunas clases.

Para tratar estos asuntos, hoy mismo está convocada una reunión en el comedor del Frei Luis, a las cuatro de la tarde, con los padres de los alumnos de infantil, mientras que en los próximos días se celebrará otro encuentro con el resto de progenitores para informar ya de los pormenores de la distribución y la fecha exacta para retomar las clases.

Reunión

En la mañana de ayer, el colegio acogió otra reunión multitudinaria, que tenía como objetivo comunicar a los padres la decisión de la Xunta de realojar a los niños mientras se acometen las obras para reformar la estructura, ya que el edificio adolece de un excesivo espacio entre pilares, lo que ha motivado la aparición de grietas y otros desperfectos.

A la cita asistieron decenas de padres acompañados de sus hijos; la presidenta de la Anpa, Leocadia Préstamo; el alcalde de Sarria, José Antonio García; el concejal de educación, Francisco Pérez, profesores y miembros de la dirección del colegio. Durante el encuentro, el regidor sarriano recordó que el inmueble tiene más de 40 años de antigüedad y que su estructura sufre «comezo de agotamento», lo que desencadenó grietas y el consiguiente apuntalamiento de varias aulas y del patio inferior.

José Antonio García aseguró que las obras de reforma «vanse facer pola vía da urxencia para garantir unha estrutura nova para anos». «Os nenos non volverán a este centro ata que os obras estean totalmente rematadas e o nivel de seguridade do colexio sexa o dun edificio novo», señaló. Aunque los plazos todavía no están determinados, «é moi probable que neste curso xa non volvamos a este centro», añadió el alcalde.

Padres

Por su parte, los padres se mostraron en general a favor del realojo. Aunque son conscientes de que acarreará inconvenientes, creen que es la opción más adecuada ante el agrietamiento del edificio. «O meu fillo xa me dixera que había unha grieta na aula pola que se vía o día», explicó una de las madres, María Luisa Sánchez, quien se inquietó «al ver que os técnicos facían catas». En su opinión, «o cambio de colexio vai ser un trastorno e os nenos están preocupados, pero é o mellor porque non queremos que queden aquí nin que estean sen clase».

Por su parte, José Mendoza también entiende que la reubicación es necesaria al valorarse «unha opción de risco». Este padre de un alumno apostó por la «comprensión e unidade por parte de todos para solucionar o problema o antes posible», al tiempo que consideró conveniente incentivar estos días el estudio de los niños en los hogares «para que non cheguen oxidados ao volver a clase».

Otra de las madres, Begoña López, se mostró «tranquila» una vez conocido el cambio de ubicación de los niños y trasladó el deseo de que «as obras se fagan ben, para que o ano que vén estea o colexio totalmente arranxado», dijo. Esta progenitora, que tiene dos niños escolarizados en el centro, destacó también la labor del profesorado.

En este mismo aspecto incidió la presidenta de la asociación de padres y madres, que agradeció públicamente «o labor dos mestres pola actuación do pasado luns», cuando se produjo el desalojo del colegio al detectarse más grietas.

Tras la reunión mantenida en la mañana de ayer en el colegio, los padres recogieron los libros de sus respectivos hijos para llevarlos a sus casas a la espera del traslado a los otros centros educativos.

CONCELLEIRO
La Xunta reorganizará el transporte

La Consellería de Educación e Ordenación Universitaria llevará a cabo una reorganización de las rutas de transporte escolar en la zona de Sarria para garantizar la prestación a los 374 alumnos del Frei Luis de Granada. Así lo señaló ayer en declaraciones a Europa Press el conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria, Jesús Vázquez, al ser preguntado por la situación en la que se encuentra el centro tras la suspensión de las clases para garantizar la seguridad del alumnado y del personal.

Según señaló Vázquez Abad, «ya en meses anteriores» se dieron «pasos» para actuar sobre el estado del edificio, pero « este fin de semana se produjo un aceleramiento» de los problemas. Así, «desde el primer momento» los técnicos se personaron en el centro para apuntalar el inmueble y especialistas en estructura acudieron durante la tarde del lunes y el martes. También se recabó información a un numero mayor de empresas externas especializadas, dijo.

Finalmente, Vázquez destacón la «celeridad» y la actuación «en tiempo récord» de la consellería para dar respuesta y garantizar la seguridad del alumnado y los docentes.

Obras

Paralelamente, técnicos de la Xunta trabajarán en el centro en el apuntalamiento de las instalaciones y se ha acordado la conveniencia de realizar una actuación más profunda a lo largo de los próximos días, para determinar las reformas estructurales necesarias y, a continuación, redactar el proyecto técnico.

 __________________________________________________________________

«Trátase de arrimar todos o ombreiro e remar nun sentido», afirma el director

El director del colegio Frei Luis de Granada, Antón Soengas, sabe que por delante queda un intenso trabajo -«imos traballar tamén a fin de semana»- para rediseñar a contrarreloj la actividad educativa, por lo que considera fundamental la coordinación para hacer frente a las problemas que vayan surgiendo. «Trátase de que todos arrimemos o ombreiro. Se todos remamos no mesmo sentido vai ser menos problemático», asegura. En este sentido, agradece «a boa disposición» de la dirección de los demás centros para ceder parte de sus aulas y de los padres, al tiempo que destaca la actitud «chapeau» del profesorado.

La secretaria del colegio, que intervino en la reunión con los progenitores, opinó también que «a adaptación ten que ser de todos, do alumnado e dos mestres». En respuesta a preguntas de los padres, indicó que trabajan para «dar toda a programación e garantir a calidade da educación». Además, recordó que en primaria la evaluación es «continua» y añadió que los resultados académicos «non se van ver afectados».

Por su parte, los profesores quisieron dar las gracias a los padres de los alumnos «polo recoñecemento á nosa laboura e o apoio destes días», dijo un portavoz.

 ________________________________________________

El comedor del colegio se mantiene en funcionamiento salvo novedades

Las autoridades educativas consideran como opción más adecuada mantener el funcionamiento del comedor del colegio Frei Luis de Granada, si bien la decisión está sin cerrar de forma definitiva.

El comedor del centro ocupa unas instalaciones al margen de la zona en la que se harán las obras. Se trata de un local de una sola planta, por lo que no soporta ningún peso añadido «e non está afectado polos desperfectos atopados na área na que se realizarán os traballos de mellora», señaló la delegación territorial de la Xunta.

En estas instalaciones se sirven cada día alrededor de 420 comidas, dado que no solo son utilizadas por los alumnos matriculados en el Ceip Frei Luis, sino también por decenas de niños de la Escola de Educación Infantil que reciben aquí el servicio de comedor.

El alumnado del Frei Luis se reubica en el parvulario y los dos...
Comentarios