Miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo
Miércoles. 22.11.2017
El tiempo

PRÓXIMA JORNADA: AIS REIG DIRIGIRÁ EL DUELO DE ESTE VIERNES EN CASA

Dos puñales por fuera para el CD Lugo

Campabadal conduce el balón perseguido por el centrocampista del Reus Ricardo Vaz
Campabadal conduce el balón perseguido por el centrocampista del Reus Ricardo Vaz
La recuperación de los laterales largos le dará nuevas armas para atacar

Laterales básicos en los dos lados del campo. Carrileros que suman en ataque para apoyar la construcción del juego y la generación de ocasiones. La recuperación de Campabadal y Kravets se antoja como una de las claves que permitan al Lugo aumentar su arsenal ofensivo para que el triunfo logrado el Albacete tenga la continuidad este viernes (21.00 horas) ante el Zaragoza en el Ángel Carro.

El lateral diestro ya formó de inicio en el Carlos Belmonte para formar una dupla con Iriome, una pareja que había funcionado ante el Reus monopolizando el buen juego de la primera parte. La inclusión de carrileros largos le permite al Lugo generar superioridades en los costados, hacer dos contra uno en banda y ocupar los espacios que los extremos crean en la línea de cal tras caer por dentro.

"Francisco es un entrenador ofensivo y desde el primer momento dijo que quería tener el balón y ficharon jugadores para ello. Es cierto que quiere laterales ofensivos, sin descuidar la parcela defensiva, porque somos defensas realmente. Nos pide que ayudemos al extremo, que lo doblemos, que seamos protagonistas con el balón y estamos intentado hacerlo", declaró Eduard Campabadal.

El propio ex del Mallorca cumplió a la perfección ese rol ante el Reus y el Albacete. También funcionó así Kravets en los dos primeros encuentros. "Intento ser lo más largo posible porque mi juego se basa en eso, tengo buen físico y debo aprovechar mis virtudes, sobre todo a la hora de subir", valoró Campabadal.

El retorno del lateral balear ante el Albacete permitió aprovechar los espacios generados por la zaga manchega, la creación de ocasiones y la ruptura de la carencia de goles a favor y victorias en el casillero rojiblanco.

"No creo que se creen más ocasiones porque juegue yo o no. También tiene que ver el rival y el partido. El míster leyó bien en Albacete que ellos eran defensas que iban muy bien al uno contra uno, pero que creaban muchos espacios precisamente por eso. Puso a Azeez por el medio para luego romper por banda. La lectura fue buena y pudimos crear ocasiones de gol y convertir la de Iriome a pase de Campillo", declaró Campabadal.

La recuperación de Kravets permitirá a Francisco contar con otro futbolista en la izquierda que facilite doblar a un Fede Vico que se suele mover como pez en el agua cerca del área, con diagonales hacia dentro que dejen el carril zurdo para los centros medidos del ucraniano. Así funcionó en los dos duelos iniciales ante el Reus y el Spórting y podría volver ante el Zaragoza.

Dos puñales por fuera para el CD Lugo