domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

Dos de los asaltantes a la gasolinera de Lourenzá se enfrentan a una petición de pena de 5 años de cárcel

Gasolinera Galp que sufrió el atraco hace un año
Gasolinera Galp que sufrió el atraco hace un año
La defensa dice que no hay pruebas contra ellos, solo el testimonio del otro imputado, quien reconoció haberles esperado en el exterior de la gasolinera de Galp a bordo de un Peugeot

El juicio por el atraco a la estación de servicio Galp de Lourenzá, ocurrido el domingo 24 de enero de 2016, llevó este lunes al banquillo del juzgado de lo Penal de Lugo a tres jóvenes que habían sido detenidos en mayo por investigadores de la Guardia Civil en A Mariña. La Fiscalía mantuvo la petición de cinco años de cárcel para cada uno de los presuntos autores del robo con intimidación, J.F.C.M., conocido como Cadavieco y M.L.L., apodado Cartagena.

Para el otro acusado, quien reconoció los hechos diciendo que era el quien los esperaba a bordo de un Peugeot 206 mientras cometían el delito, el fiscal rebajó la petición de pena a 22 meses. El juzgado de Mondoñedo instruyó el caso y los tres fueron detenidos por la Guardia Civil en Ribadeo. Según el relato de los hechos, sobre las once de la noche de aquel día, se dirigieron a la gasolinera que Fergoxes LU gestiona en el kilómetro 570 de la N-634, en sentido Lugo, ocultando la cara con pasamontañas y portando uno de ellos una imitación de pistola y el otro un cuchillo, "circunstancias que eran conocidas por el otro acusado que esperaba en el vehículo para favorecer la huida".

La acusación sostuvo este lunes en la vista que "después de que la empleada del citado establecimiento, G.P.R., cerró el local y se dirigió a su coche, la abordaron apuntándole a la cabeza con la simulación de pistola uno de ellos y el otro esgrimiendo el cuchillo y le dijeron que les diera el bolso que estaba en el coche, lo que hizo la empleada, para posteriormente increparla para que les diera todo, con lo cual se dirigieron con ella a la gasolinera y una vez dentro obligaron a la señora, sin dejar de esgrimir la pistola simulada y el cuchillo, a que les entregara el contenido de la caja registradora, que en ese momento eran 280 euros, abandonando posteriormente el lugar". La defensa de los dos autores materiales dice que no hay pruebas contra ellos, solo el testimonio del tercer imputado, natural de Abadín, beneficiado con una rebaja en la pena que solicitaba la Fiscalía al haber reconocido los hechos tras la detención.

Dos de los asaltantes a la gasolinera de Lourenzá se enfrentan a...
Comentarios