Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo

Denunciados varios bares de Sarria por no retirar las terrazas durante el cierre

La norma prohíbe tener mobiliario fuera en esta época del año ►El incumplimiento conlleva multas de 200 a 500 euros

Dejar las mesas y las sillas de las terrazas en la vía pública durante el horario de cierre del establecimiento puede costarle a varios negocios de hostelería de Sarria la imposición de multas de entre 200 y 500 euros.

La Policía Local, dentro de sus labores de inspección y control del cumplimiento de las ordenanzas municipales, procedió a denunciar a unos «siete u ocho» locales por no retirar por completo el mobiliario de las terrazas durante la noche y los días de cierre, tal y como establece la normativa.

La ordenanza reguladora de terrazas y otras ocupaciones de dominio público municipal obliga al titular del negocio a «introducir no interior do establecemento as mesas, cadeiras e outros elementos da instalación durante o horario de peche, deixando o dominio público libre e expedito».

La normativa es menos estricta en la temporada de verano, durante la cual «excepcionalmente» se permite dejar apiladas las mesas y las sillas en el exterior del bar, en zonas de dominio público próximas al local del que dependan, siempre y cuando no impidan ni obstaculicen el paso por la calle.

Así, en los meses estivales, los hosteleros podían dejar el mobiliario recogido y pegado a la fachada del bar, una posibilidad que la ordenanza ya no contempla una vez llegado el otoño.

Hace aproximadamente unos 15 días, los agentes de la Policía Local de Sarria avisaron de forma verbal a los establecimientos con terrazas autorizadas de la obligatoriedad de retirar todo elemento de la vía pública una vez concluida la temporada de verano.

El domingo se realizaron las inspecciones y las actas de denuncia a aquellos locales que, estando cerrados, tenían mesas y sillas fuera. En los próximos días recibirán las notificaciones de la infracción, considerada «grave».

Según el régimen sancionador que recoge la ordenanza, las infracciones graves conllevan multas de entre 200 y 500 euros, así como la revocación de la autorización en caso de concurrir circunstancias agravantes.

La normativa que regula la instalación de terrazas de hostelería en Sarria data de 2012 y se aplicó por primera vez el pasado año. En aquel momento, el Concello puso en marcha un proceso de regularización de estas instalaciones, que conllevó también la aplicación de la ordenanza fiscal aprobada en el año 1998 y actualizada en 2002 para pasar de pesetas a euros. Estas tarifas son de 2,40 euros por metro cuadrado, cantidad que aumenta si se emplean toldos, separadores y otros elementos.

Denunciados varios bares de Sarria por no retirar las terrazas...