Deleite y Muuu, abocadas a venderse como saldos al no encontrar postor

Personal del juzgado de lo Mercantil, tras declarar desierta la subasta. Foto: SEBAS SENANDE
photo_camera Personal del juzgado de lo Mercantil, tras declarar desierta la subasta. Foto: SEBAS SENANDE

Deleite y Muuu, las marcas de Alimentos Lácteos, parecen abocadas a venderse como saldos tras quedar desierta ayer, en el juzgado de lo Mercantil de Lugo, una subasta pública de todos los bienes de la empresa, un lote en el que el principal activo eran esas referencias comerciales.

Aunque las dos marcas gozaron de una buena acogida entre los consumidores y en poco tiempo alcanzaron un buen posicionamiento en el mercado, pese al rumbo errático de Alimentos Lácteos desde sus inicios, en la subasta de ayer no se presentó ninguna oferta por ese lote.

Ante el nuevo escenario que se presenta para liquidar esos bienes, la venta directa, los extrabajadores de la firma, a los que se les adeudan aún importantes sumas de dinero, auguran que el valor de esos activos caerá más y que se «abre a veda aos especuladores».

A los trabajadores aún se les deben casi 700.000 euros

El fiasco de la subasta es un revés para los que fueran trabajadores de Alimentos Lácteos, ya que aún se les deben casi 700.000 euros de salarios e indemnizaciones. Aunque recibieron del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) 1.230.000 euros, se les debían un total de 1.920.000, por lo que buena parte de sus esperanzas de ingresar esos casi 700.000 euros pendientes pasaba por que la puja se cerrase con comprador.

La quiebra, en el juzgado

Los exdirectivos de Alimentos Lácteos Eugenio Montero, Arcadio López y Manuel Prieto deberán pasar por el juzgado para responder de su gestión, al declararse culpable el concurso de acreedores, y se les piden indemnizaciones millonarias. Está pendiente de sentencia otro juicio contra los dos primeros por los sueldos que cobraban.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios