sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

De congreso y a llenar la despensa

Asistentes al congreso, que se celebró en la facultad de Ciencias y que reunió a 150 profesionales y estudiantes. (Foto: EP)
Asistentes al congreso, que se celebró en la facultad de Ciencias y que reunió a 150 profesionales y estudiantes. (Foto: EP)

¡Como se come en Lugo! Ese podría ser en parte el resumen de las III Xornadas de Nutrición Clínica y Dietética celebradas en la facultad de Ciencias hace unos días. El congreso reunió en Lugo a 150 profesionales y estudiantes y la gran repercusión exterior de la cita ha venido de la mano del biólogo y dietista-nutricionista Juan Revenga , que se volvió a casa con el maletero lleno de productos con los que dejó entusiasmada a su familia.

Revenga cuenta la experiencia en un blog. Y no se piensen que provocó el entusiasmo en su casa a base de marisco. Para nada. Las patatas o los pimientos, por ejemplo, son algunos de los productos de la tierra de los que habla el mediático bloguero, que relata cómo, al volver un día a casa, lo primero que le preguntaron sus hijas fue cuántos pimientos quedaban. Querían seguir disfrutando del manjar.

Revenga cuenta maravillas de las patatas que se llevó de Lugo y también dice, con pena, que las que se compran en los supermercados nunca son ni parecidas a las que se pueden encontrar aquí, por mucho que en las bolsas ponga que son de Galicia.

En su blog, ‘el nutricionista de la general’, Revenga cuenta que hizo sus compras en el mercado de Quiroga Ballesteros, de donde se llevó quesos de Tetilla, Arzúa-Ulloa…, el «obligado» membrillo casero, un «estupendo manojo» de nabizas recién recolectadas, una buena bolsa de pimientos de Herbón y un par de hogazas de un pan «absolutamente soberbio».

Casi no tiene palabras para hablar de la calidad del pan que se llevó de Lugo, del que asegura que es el mejor que ha comido en su vida. A través de su blog se puede ver, en fin, que el congreso sobre nutrición tuvo un alcance inesperado.

De congreso y a llenar la despensa
Comentarios