Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Crece la tendencia de las familias a endeudarse 

EP
EP

Según las noticias del Banco de España la tendencia en las familias a endeudarse sigue creciendo. Los bancos están preocupados porque la morosidad en los créditos aumente de la mano con este fenómeno. ¿Qué medidas se pueden tomar para salir victorioso a la hora de solicitar un crédito?  ¿Cómo y dónde encontrar la solución a la falta de financiación bancaria? 

Reflexiona antes de tomar un crédito bancario  
Los créditos bancarios se incrementaron este año en más del 15%. Llevando el saldo deudor a más de 100 mil millones de euros comenta el Banco de España. A fin de evitar  incurrir en las listas de morosos los expertos recomiendan que la decisión resulte de profunda reflexión. Estudiando las posibles alternativas y desventajas antes de tomar el préstamo. Esto es algo muy serio y cierto.

Quienes no piensan en las consecuencias antes de prestar dinero a menudo terminan esclavizados al prestatario. Eso sin pensar que la reputación financiera queda manchada, cerrando la posibilidad de contar con financiación cuando se necesite. ¿Qué se puede hacer? 


Hay varias opciones una de ellas es acudir a los créditos privados. Si requieres créditos flexibles y fáciles de pagar solo haz clic aquí en créditos online fiables. Adicionalmente hay otras medidas a tomar.

Reducción de gastos  
La reducción de gastos siempre ha sido muy buena para favorecer la economía doméstica. Pero, ¿Cómo afrontar crisis momentáneas o emergencias espontáneas? Sin duda acudiendo a financiación externa y confiable. Si te ves ahora en este perfil solo haz clic en créditos rápidos y fáciles y encontrarás la solución inmediata. Además hay una regla que te ayudará con las cuentas.

Es la famosa regla del 33%. ¿Qué indica esta regla? Que para salir airosos de los préstamos es necesario que las deudas asumidas correspondan con el nivel de ingresos. La cuota mensual de los préstamos no debería superar la tercera parte de lo que se gana dentro del mes. Y en caso de algún imprevisto solo hay que aminorar ciertos gastos personales y ganar solvencia.

Aportar un mayor porcentaje al presupuesto familiar  
Un experto de una reconocida empresa de solvencia patrimonial afirma algo interesante. Que es mejor destinar un aporte mayor al presupuesto familiar que a las deudas. De esta manera se pueden cubrir algunos imprevistos. Por supuesto con los sueldos tan bajos de la actualidad a muchas familias se les hace difícil ahorrar algo y destinarlo para el presupuesto familiar.

¿Qué hacer entonces cuando ocurre el imprevisto? Lo mejor es recurrir a mini créditos o créditos rápidos que puedan sacar del apuro. Estos son más fáciles de pagar pues las tasas de intereses y el plazo de devolución son muy razonables. En este Buscador de crédito en España puedes ver el abanico de opciones que tienes a tu alcance.

¿Son necesarios los dos vehículos?  
Las familias están gastando el 10% de su dinero en hoteles y restaurantes, según las encuestas familiares del INE. Otro 6% se va en ocio y cultura mientras que un 2% se gasta en vicios como el alcohol y el tabaco. Esto significa que al año se invierten unos 6000 euros a actividades relacionadas con el ocio. Esto se puede reducir limitando el presupuesto destinado al ocio.

El transporte se lleva el 12% del presupuesto, esto es porque en Europa la media es de 2 vehículos por cada familia.  Pero si se prescinde de al menos un vehículo y se usa más el servicio de transporte ahorrará bastante.

Haga bien los números  
Cualquiera puede ahorrar, incluso aquellos que gozan de una mejor economía. Muchas personas reciben remuneración laboral en moneda extranjera, usualmente en libras. Una buena forma de estar en línea con la economía es mantenerse al día con la cotización diaria de libras a euros. En momentos de imprevisto los ahorros en moneda extranjera pueden sacar del apuro.

Al hacer los números del presupuesto familiar hay que hacer dos grupos fundamentales. Estos son los gastos imprescindibles y  que no son tan necesarios. En el primero están los que se vinculan con la vivienda, como la hipoteca o el alquiler. También van en este grupo facturas de suministro de luz, teléfono, gas y agua, alimentación, vestimenta, etc.

En el segundo los gastos que se destinarán al ocio. Como las salidas a comer fuera de casa, los viajes o los vicios. De esta manera se organizarán los gastos sin dejar nada al azar. Y si surge una emergencia se puede optar tranquilamente por un crédito pues se está preparado para afrontar los pagos.

Crece la tendencia de las familias a endeudarse 
Comentarios