miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Consigue dinero de manera rápida y segura

Algunos de los problemas a los que nos enfrentamos en el día a día, se pueden solucionar con una cantidad determinada de dinero. Son situaciones o imprevistos, que puede sufrir cualquiera, y donde un poco de efectivo, pueden cambiar mucho las cosas. Para conseguir este tipo de soluciones, es necesario recurrir a financiación rápida que permita una mayor liquidez. 

Debido a los altibajos que la economía ha sufrido en esta última década, esta es una alternativa bastante común. En consecuencia, lo usual sería recurrir a una entidad bancaria tradicional. Sin embargo, los canales financieros que hemos conocido hasta hace poco, suelen ser complicados y muy engorrosos. Además no permiten acceder a una cantidad de dinero determinada de forma inmediata. 

Por si esto fueran pocas trabas, figurar en ciertas listas de morosidad, aunque sea por importes mínimos, deniega cualquier acceso a créditos o préstamos. 

¿Quieres un préstamo rápido con asnef? Si esta es tu situación, seguro que estás buscando alguna entidad que te ofrezca financiación aunque estés en Asnef, Rai o cualquier otro listado de morosidad.

Efectivamente, es una herramienta financiera facil, segura y rápida de conseguir. Con importes que pueden alcanzar hasta cuatro cifras. Y lo mejor, sin muchos requisitos ni avales que permitan el acceso a un préstamo. 

Donde conseguir financiación rápida 

La mejor forma de conseguir acceso a este tipo de financiación, es a través de entidades financieras que ofrecen sus servicios desde internet. Donde se pueden encontrar cierta variedad de compañías prestamistas muy flexibles, con productos al alcance de la mayoría de ciudadanos. 

En este sentido, siempre es posible encontrar una alternativa financiera que se adapte a la necesidad del cliente. Así, tanto los plazos de devolución, tasas de interés, requisitos e importes a obtener, difieren de una plataforma a otra. 

Para facilitar la búsqueda, los expertos aconsejan acudir a comparadores de créditos. Estos, permiten verificar la información de diferentes empresas financieras de manera rápida y con gran facilidad. Así, se presenta una mayor garantía de conseguir la entidad y préstamo más óptimo. Esto, incluso si se aparece en listados de morosidad como Asnef o si no se cuenta con un aval. 

Pues, aunque las entidades online, al igual que la banca tradicional tienen acceso a los listados de morosidad, sus cláusulas hacen importantes diferenciaciones entre el impago de un crédito y un descuido en la cancelación de la factura de luz.

Quién puede solicitar un crédito online

Entre las principales ventajas de este tipo de financiación personal en internet, es que prácticamente cualquier persona puede tener acceso a ellos. 

¿Quieres un préstamo sin nómina? Si tu respuesta es afirmativa, aunque pueda llamar la atención, es posible que no debas presentar una nómina. 

Lo que si es necesario es ser residente en España. Ser mayor de edad y disponer del DNI con vigencia. En relación a la edad, algunas entidades exigen hasta los 25 años cumplidos, para lo concesión de un préstamo. 

Dependiendo de la entidad con la que se gestiona el crédito, es posible que soliciten la demostración de percibir ingresos fijos. Aunque cada vez más empresas, dan oportunidad a personas como autónomos y pensionistas, omitiendo la exigencia nóminas. En este sentido, no queda lugar a dudas, las empresas prestamistas online disponen de pocas barreras o limitaciones. Así, conseguir crédito por esta vía, dista mucho de los burocráticos trámites bancarios y su gran cantidad de requisitos.

Cómo conseguir financiación en la web

El primer paso para obtener financiación de este tipo, es acudir a un comparador financiero, como es https://www.prestamospersonalesnet.es/ y mediante éste, revisar los préstamos y minicréditos de las diferentes financieras. Una vez revisados podrás acceder al sitio web de la compañía prestamista seleccionada. El proceso, en su totalidad puede gestionarse desde casa o la oficina, a través de un ordenador, smartphone o tablet, siempre que dispongan de conexión a internet. 

De esta forma, es posible olvidarse de las largas colas en el banco, llevando carpetas repletas de papeles. Seguidamente, se debe rellenar el formulario dispuesto con todos los datos solicitados. Entre los más usuales, nombres y apellidos, número de DNI, importe a solicitar y número de cuenta bancaria en la que depositar el dinero. Es importante que la cuenta bancaria figure con titularidad del solicitante. 

Asimismo, es indispensable proporcionar número de teléfono y correo electrónico de contacto vigentes. Pues, estos suelen ser los canales empleados para notificar la aprobación del préstamo. Por último, junto con la solicitud, es importante adjuntar la documentación requerida, y aceptar las condiciones del préstamo. Desde luego, antes de realizar esta acción, el solicitante debe leer detenidamente cada cláusula, a fin de evitar malentendidos o inconvenientes futuros.

Pocos minutos después de enviar el formulario, la empresa notificará por los medios señalados la aprobación o rechazo de la solicitud de crédito. Finalmente, en caso de tratarse de una respuesta favorable, se recibirá el dinero en la cuenta indicada.

Cuándo solicitar un crédito de manera rápida y segura

Si bien, solicitar un préstamo de esta naturaleza es una solución sencilla a diversos problemas, es preciso saber cuándo debe solicitarse y cuando no. Pues, endeudarse por las razones equivocadas o en circunstancias inoportunas puede acarrear aún más problemas. 

Así, solicitar financiación cuando no se tiene necesidad de ello, o bien cuando no se cuenta con los medios para pagarlo, suele traer consecuencias negativas. Entre las cuales, destaca primordialmente el sobreendeudamiento, posibles impagos y la aparición en algún registro de morosos. 

En este sentido, es importante recordar que, los créditos rápidos son para solventar situaciones imprevistas puntuales. Por ejemplo, compra de bienes de poco valor como electrodomésticos, la reparación del coche, hacer frente alguna factura importante o cualquier avería en el hogar.

Consigue dinero de manera rápida y segura