domingo. 15.12.2019 |
El tiempo
domingo. 15.12.2019
El tiempo

Condiciones usuales para poder cobrar saldo con un bono

Campo de fútbol
Campo de fútbol
Que el nuestro es un país en el que el juego es bien visto no es algo que extrañe a nadie. Sólo hay que ver que el primer sorteo de Lotería de Navidad se llevó a cabo a mediados del siglo XVIII.

No hay ningún español que no sueñe con que le toque uno de esos sorteos del Ente Público que regula y organiza diferentes tipos de apuestas, entre ellos la Quiniela, cuyo origen data de 1946, que fue el juego de apuestas deportivas en España por excelencia.

Llegan las apuestas deportivas

Los juegos y apuestas deportivas online aparecieron en España en 2006, gracias a un cambio en las leyes que permitieron legalizar este tipo de actividades de juego por parte de empresas privadas. Previamente, con la llegada de la democracia en 1977 se habían legalizado la apuestas en España basadas en destrezas (caballos, galgos…) y en 1981 se permitieron las tragaperras y otros juegos similares.

A partir de ese momento, tuvieron que pasar dos años, hasta 2008 momento en que las casas de apuestas deportivas online prestaran sus “servicios”, aun con ciertos vacíos legales, ya que, hasta 2011 no llegó la regulación total de este tipo de empresas. Y todavía quedaba mucho camino por recorrer porque hasta 2013 no se llegó a una regulación de las máquinas tragaperras online.

Un negocio en alza

Pese a lo reciente de este fenómeno, solamente viendo el bombardeo publicitario a que las casas de apuestas online nos someten en cualquier medio de comunicación, patrocinio de deportes y equipos, etc., y en donde el mensaje de bonos de bienvenida es constante, nos podemos hacer a la idea de cómo está la competencia en este sector.

Y este nivel de competencia, además de esta “guerra publicitaria” (la inversión publicitaria del sector en 2018 superó los 300 millones de euros en España) hace que entre las mismas casas de apuestas existan diferentes ofertas, llamadas bonos de apuestas, para captar a nuevos clientes con ofertas supuestamente ventajosas, pero en las que hay que analizar las diferentes condiciones que imponen para poder cobrar premios.

Las condiciones

La primera condición que se suele imponer es la del tiempo. Se establecen unos plazos máximos y mínimos, de manera que el jugador no puede invertir, de buenas a primeras, la cantidad de un bono en una apuesta. Bueno, sí puede hacerlo, pero hasta que no transcurra el tiempo impuesto, no podrá retirar el saldo en el caso de haber ganado una apuesta.

Otra limitación u obligación que suele imponerse es la de tener que hacer un ingreso mínimo para poder acceder al bono. Debes entender que estas condiciones que te estamos detallando suelen combinarse, así que deberás leer las condiciones para saber en qué consiste este ingreso mínimo. El bono de bienvenida sin ingreso está en franca decadencia, pero no es oro todo lo que reluce, porque accediendo a este bono, lo que suele pasar es que los premios son menores que si hubieras hecho un período inicial.

Pero el concepto al que debes prestar atención es al rollover. Este concepto proviene de los corredores de bolsa (por eso se dice que el mundo de las apuestas se parece al de la bolsa, entre otras cosas). En lo referente a las apuestas, hace referencia al número de apuestas que estás realizado a hacer (a veces también el importe) antes de poder retirar saldo de ganancias de tu cuenta. Es una de las opciones más comunes o extendidas en los bonos y promociones de las casas de apuestas.

Los bonos de bienvenida más recomendables

Llegados a este punto, lo recomendable es analizar los bonos de apuestas que se ofrecen a los nuevos usuarios y compararlos. Una vez veas los que aparentemente resultan más ventajosos, lee bien las condiciones antes de contratarlos.

Existen un tipo de bonos que te permiten hacer una primera apuesta sin riesgo, como por ejemplo el bono Apuesta Segura de la casa Paf. El proceso del bono consiste en un primer depósito de un mínimo de 20 euros y se te dan 10 euros en dinero real en tu saldo. Luego, haces una apuesta de 30 euros con el total del saldo y, si pierdes la apuesta, recuperas 20 euros en un plazo de 24 horas.

Otro bono interesantes es del de Bet365. En este mes de noviembre, Bet365 ha lanzado un bono de bienvenida muy interesante. El bono consiste en créditos de apuesta de hasta 100 euros, que te permite apostar sin hacer uso de tu saldo. Puedes conseguirlo con un ingreso mínimo de 5 euros. Este bono de bienvenida puede ser utilizado tanto en las apuestas deportivas como en el casino de bet365 y resulta uno de los bonos más atractivos que actualmente puedes conseguir.

En cualquier caso, recuerda que debes cumplir todas las condiciones para poder cobrar.

Condiciones usuales para poder cobrar saldo con un bono
Comentarios