miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Con el yoga hasta Santiago

El grupo estadounidense de aficionados al yoga, ayer en el Méndez Núñez (Foto: Pepe Tejero)
El grupo estadounidense de aficionados al yoga, ayer en el Méndez Núñez (Foto: Pepe Tejero)

cada día vemos que hacen el Camino personas muy variopintas que aportan su toque distinto a esta ruta . Esta vez el turno les toca a un grupo de estadounidenses, que ponen hoy rumbo a Santiago combinando la caminata con su afición favorita: el yoga.

El grupo de trece personas, en su mayoría de California, pasó el día de ayer disfrutando de la ciudad, antes de salir hoy desde Sarria. Gail Barnett, una de las organizadoras, confesó que «no esperaba que Lugo fuese tan grande. Todo está muy limpio y la gente es muy amable. Todo es natural y muy verde, por eso estamos muy emocionados con el camino. Todo está muy organizado, así que enviaré tranquila a Lugo a mis clientes».

Barnett es la dueña de la empresa Time Out to Travel, que combina viajes y yoga y que supone el 50 por ciento de la organización de esta iniciativa junto a Spanish Steps, compañía especializada en guiar a personas durante el Camino.

Louise Sutton, la que será su guía durante las seis etapas desde Sarria a Santiago, quiso que los peregrinos conociesen Lugo antes de empezar el camino «por ser un lugar muy auténtico» y por considerar «su historia muy interesante».

Para Barnett esta es su primera vez en Lugo y en Galicia, pero confiesa que «no será la última» y que tiene planes futuros para ofrecerles de nuevo a sus clientes esta combinación de yoga con la ruta jacobea, por considerar que «los aspectos espirituales del Camino casan muy bien con los del yoga».

Durante todas las etapas, Louisse Sutton irá contando a sus compañeros de ruta leyendas relacionadas con los lugares por los que pasan, su historia, todas las tradiciones del Camino y «el por qué están pasando por ese lugar en concreto» y añade que «cada uno hace el camino a su ritmo, respetaremos a todas las personas, porque esto es algo muy individual que se debe hacer en paz».

Louise asegura que el yoga es una actividad «muy beneficiosa durante el Camino», por ser perfecta para «relajar los músculos, el cuerpo, la mente y el alma, para prepararlos para continuar adelante».

El programa que tienen previsto para los seis días será de una sesión de media hora después del desayuno y antes de ponerse a caminar y otra al final del día. Todas ellas estarán guiadas por la instructora Christa Reynolds.

Los participantes, de edades muy distintas, dormirán en casas rurales mientras hacen el Camino, y a su llegada a Santiago pasarán dos días en los que disfrutarán de la ciudad con visitas guiadas antes de volver a su país.

La idea de esta iniciativa surgió cuando Gail Barnett descubrió en Internet Spanish Steps, la empresa de su compatriota Judy Colineri y enseguida vio una perfecta unión entre ellas. Barnett asegura que «es muy fácil trabajar con Judy. Nos entendemos muy bien y seguiremos trabajando juntas a menudo. Además, lo bueno de su empresa es que es muy poco comercial».

Con el yoga hasta Santiago
Comentarios