sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

Cómo negociar tu deuda con el banco y salir beneficiado

La tarjeta de crédito, un préstamo, la hipoteca, las letras del coche… Muchas personas acumulan varios préstamos y créditos, cada uno con sus correspondientes intereses, que acaban limitando su autonomía financiera. Cuando quieren darse cuenta, el gasto mensual se ha disparado y ahoga su economía. En algunos casos, la acumulación de distintas deudas puede llevar a la incapacidad de devolverlas, con el consiguiente riesgo de embargos.

Frente a esto, hay solución. La principal pasa por negociar la deuda con el banco o con los demás acreedores. En general, la gente desconoce que negociando y unificando deudas se puede lograr una reducción notable de los intereses que pagamos a fin de mes: mejor tener una sola deuda que varias, porque al acumular todos los recibos en uno podrás reducir la cuantía que pagas a final de mes. A veces se pueden lograr reducciones de hasta el 70%.

¿Cómo negociar la deuda?

El primer paso es recurrir a una agencia especializada en renegociar la deuda, como por ejemplo Resuelve tu Deuda. Este tipo de empresas disponen de asesores financieros expertos que estudian cada caso para ofrecer soluciones personalizadas.

Las condiciones necesarias para que podamos usar este servicio son tres:

- Deberán ser deudas negociables con entidades financieras, préstamos o micropréstamos.
- Deberá haberse producido el impago al menos durante un mes.
- Debe existir un compromiso de buena fe. Es decir, debe haber un verdadero interés en liquidar la deuda realizando los pagos.

A partir de estas premisas, basta con registrarnos en una web. Una vez que hayas explicado tu caso e indicado la cuantía de tus deudas, los intereses y las fechas de vencimiento, los expertos diseñarán un plan de liquidación adecuado a tus necesidades. Si lo aceptas, los asesores pasarán a negociar las deudas con los bancos para conseguir el mejor descuento acorde a tu situación.

¿Cómo consiguen reducir la deuda?

El personal de estas empresas está especializado en la cancelación de deudas. Por ejemplo, conocen todos los requisitos y aplicaciones de la ley de segunda oportunidad, una norma aprobada en 2015 que permite solicitar el concurso de acreedores a un particular siempre que cumpla determinados requisitos. En otras palabras, la ley regula un procedimiento para negociar primero con el acreedor (el banco, la financiera, los clientes…) y, en caso de no alcanzar acuerdo, pedir la cancelación de la deuda al juez.

Otra herramienta en la negociación con los bancos es la reunificación de deudas. Al agrupar todos los préstamos e hipotecas en un solo préstamo, a final de mes nos encontraremos con una sola cuota que pagar, con un interés menor al de los préstamos que se cancelan. El deudor afrontará el pago de una única cuota mensual cuya cuantía será menor a la suma de las diferentes cuotas a las que anteriormente tenía que hacer frente. No obstante, es probable que el plazo de amortización se alargue, y que deba constituirse una garantía hipotecaria.

Por último, en algunas de las empresas de negociación de deuda te ayudarán a salir de las listas de morosos cuando liquides tus deudas, y te ofrecerán planes personalizados para mejorar tus hábitos financieros y que evites caer nuevamente en situaciones de deuda acumulada.

Cómo negociar tu deuda con el banco y salir beneficiado
Comentarios