sábado. 19.06.2021 |
El tiempo
sábado. 19.06.2021
El tiempo

Como en 'Sálvame deluxe'

El del centro no soy yo, en tal caso mi álter ego. (EP)
El del centro no soy yo, en tal caso mi álter ego. (EP)

HOY ME VOY a transformar en una especie de Jorge Javier Vázquez con el fin de tener el empaque preciso para abordar varias cuestiones relacionadas con la política municipal que bien podrían calificarse de cotilleos, chismorreos, de ese tipo que son tan del gusto de programas televisivos como ‘Sálvame deluxe’. Las elecciones locales están ahí, a la vuelta de la esquina, pues solo faltan siete meses para su celebración, y la gente de Monforte, ella inquieta por naturaleza, comienza a preguntarse si Severino Rodríguez intentará asaltar de nuevo la alcaldía, quién encabezará la lista de los socialistas, a qué persona elegirá Anova para liderar su candidatura y si finalmente habrá un grupo de independientes que participen en los comicios.

No piensen ustedes que me he olvidado del PP, no, pero en este caso no hay demasiado interés en la calle. Todos saben que se presentará Julia Rodríguez Barreira y los movimientos que se puedan dar en su lista, del número dos al 17, no preocupa a la inmensa mayoría de la población. Por cierto, sepan ustedes que sí, que habrá cambios en esos puestos, pues algunos de los actuales concejales populares están un tanto cansados, desmotivados tras tres años y medio solamente levantando una vez al mes la mano en las sesiones plenarias y ya tienen decidido apartarse de la vida política.

Pero volviendo a las candidaturas para las elecciones municipales, en caso de confirmarse todas las apuntadas, cinco en total, estaríamos en un escenario similar al del año 1999, cuando también hubo cinco. Fueron PP, PSOE, BNG, CNG y Agrupación Independiente Prodeme, esta última liderada por el gerente de la asociación de apoyo a los discapacitados intelectuales, Julio Cortiñas, que se había decidido a dar el salto a la política municipal empujado por el popular Nazario Pin, con quien las diferencias eran notables y constatables. Esta aventura se saldó con 458 votos, un número que impidió lograr un concejal.

Los que trabajan en la candidatura independiente tendrían que tomar nota de este dato, aunque quienes la promueven están convencidos de que podrían obtener mejores resultados. ¿Y quiénes son? Pues en los mentideros se dice que hay un poco de todo, representantes de todos los sectores de la ciudad y que la posible cabeza de lista es la portavoz de la plataforma en defensa de la sanidad pública, Maribel García Díaz.

Llegados a este punto toca hacer un repaso del partido de la rosa. Vicente Docasar, parlamentario autonómico, no dejará su escaño para encabezar la lista del PSOE. Me lo han perjurado. Volverá José Tomé Roca. Lo hará por cuarta vez y será, posiblemente, la última si no consigue los resultados necesarios para gobernar en Monforte. Todo tiene su tiempo y el de Tomé comienza ya a agotarse.

En cuanto al partido de la margarita -llamo así al liderado por Severino Rodríguez por eso de que parece deshojarla para decidir si se presenta o no nuevamente a las elecciones-, pues decir que no está nada claro por lo anteriormente señalado entre guiones. Severino Rodríguez se resiste a proclamar a los cuatro vientos que aún tiene ganas y proyectos. Habla de asuntos personales que determinarán su decisión, pero muchos creen que está a la expectativa, que quiere saber cómo se concreta lo de la lista independiente, echar sus cálculos y finalmente tomar una decisión.

Es cuestión de números. Es necesario saber cuántos concejales pueden obtener los independientes y los de Anova, ahora sus archienemigos, para calcular si tiene posibilidades de gobernar Monforte por cuarta vez consecutiva.

Tampoco sabemos, desconocemos, en quién ha pensado Anova para encabezar su lista. Podría ser, según se dice, según se comenta, Xosé Lois Sotelo Goyanes, que tuvo una profusa vida política hasta que en 1999 fue apartado de ella cuando Severino Rodríguez optaba a liderar el BNG y por falta de cálculo salió Xan Antón Rodríguez.

Tapas de registros levantadas o registros sin tapa. Tornillos de farolas al aire o en el mejor de los casos tapados con un cono de señalización. Losetas de aceras levantadas y un largo etcétera de verdaderas trampas para los transeúntes. Este es el panorama que se puede ver en no pocas calles de Monforte y que propicia que casi a diario haya tropiezos y caídas de personas mayores y no tan mayores. La última ocurrió en la mañana de ayer en la entrada al Campo de San Antonio y el sufridor de una de estas trampas urbanas fue el secretario comarcal de UGT Lemos, Mario Docasar, que se llevó un más que importante golpe en la cabeza, en una muñeca y en una rodilla.

El Ayuntamiento debería encargarle a su equipo de obras que haga una lista con todos los puntos en los que haya riesgo de caídas para luego ir subsanando las deficiencias poco a poco, pero sin pausa. Con ello, los peatones ganarían en seguridad vial y no acabarían con sus huesos en el suelo.

Creo que hay muy pocos alcaldes que estén contentos con la labor que presta la Confederación Hidrográfica Miño-Sil en sus territorios. Esta semana se ha unido al selecto club de críticos hacia el organismo de aguas el regidor de Chantada, Manuel Lorenzo Varela, quien no acostumbra a reprochar nada a ninguna administración u organismo, pero quien en esta ocasión se ha destapado con un «considero insuficiente» el proyecto de limpieza previsto para el río Asma.

La Confederación limpiará las orillas, desentendiéndose del interior del cauce. Esto viene a ser lo mismo que cuando en una casa pasamos la escoba y no echamos mano de la aspiradora para sacar lo realmente gordo que está incrustado entre las fibras de las alfombras.

Manuel Lorenzo añadió que la Confederación «no limpia todos los años», por lo que volvemos al símil anterior y decimos que es como meter bajo la alfombra la basura para que no se vea.

Como en 'Sálvame deluxe'
Comentarios