Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

Coia no quiere una rotonda con el 'Bernardo Alfageme'

Cerca 150 personas se concentraban durante la noche de ayer frente a un muelle del puerto de Vigo para mostrar su desacuerdo con el traslado del barco 'Bernardo Alfageme' a la rotonda del barrio de Coia en la que estaba prevista su colocación. El acto de protesta por el traslado del pesquero se convocó la misma mañana del miércoles, 18 de febrero, llamando a la gente a que se manifestase ese mismo día a las 20:30 horas.

De esta manera, y con el objetivo de dificultar la ejecución de este plan –ideado por Abel Caballero y apoyado por el resto de su grupo, que gobierna en minoría– se escuchó a la gente frente al puerto, a la altura del auditorio, corear "Justicia social", "No persecución policial" y, en alusión al socialista, "Abel, cacique, el pueblo no te admite".

Así lo ha contado la abogada de la Asamblea Aberta de Coia, Esther Lora, quien se ha pronunciado sobre este "intento pacífico" que está motivado por la "falta de políticas sociales". Pero a pesar de ser un movimiento pacífico, Caballero decidió decretar un fuerte despliegue policial, tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de la Local, y antes de que cayese la medianoche, el grupo de opositores fueron rodeados por decenas de antidisturbios.

Ante este panorama, José Manuel Figueroa, portavoz de los populares, no tardó en responsabilizar al alcalde de las trabas que hubieran podido aparecer. "Caballero ha fallado tanto en la forma como en fondo. Ha mostrado una actitud arrogante, chulesca y prepotente, y ha desestimado una ubicación mejor para el buque en el recinto del Museo del Mar", afirmaba. Los socialistas, por su parte, no tardaron en dar respuesta a estas acusaciones, asegurando que se había cometido con ellas "una incitación a la violencia". Así al menos lo calificó Carlos Font, concejal de Seguridad y segundo teniente de alcalde, que aseguró que "sus palabras son un mal presagio y unas declaraciones desafortunadas. Me quedo preocupado".

Encadenamientos y desalojos

El traslado del pesquero 'Bernardo Alfageme' comenzó una vez pasada la medianoche y, tras él, un cúmulo de seguidores formado por una comitiva de vehículos policiales, junto con un grupo de electricistas y demás operarios encargados de habilitar las calles para el traslado. Y con todos ellos, los vecinos de Coia, que también fueron tras el 'Bernardo Alfageme', siempre bajo la mirada de los antidisturbios que los rodearon en todo momento. Fue entonces cuando un grupo de los opositores decidieron encadenarse para impedir que el traslado se siguiera llevando acabo, estancando el avance del vehículo. Ante esta situación, la policía cargó contra ellos para permitir que el translado continuase en aras de lo previsto y quedase preparado para su directa colocación, que realizarían con dos grúas de grandes dimensiones.

Coia no quiere una rotonda con el 'Bernardo Alfageme'
Comentarios