sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Cocinar al vapor: un método sabroso, económico y saludable

Disfruta del mayor sabor en tus platos y de la comida más saludable con esta forma de cocinar
 

Cuando se habla de fogones y gastronomía, es cierto que existen muchas técnicas y métodos diferentes con los que preparar la comida. Tenemos opciones como las frituras, los asados y un sinfín más de propuestas que nos permiten disfrutar de unos recetarios enormemente grandes y, sobre todo, con platos tremendamente deliciosos.

Pero cada vez se es más consciente de la importancia que tiene el comer de forma saludable. Las mentalidades cambian, el concepto de “real food” se acrecenta y la sociedad comienza a explorar alternativas a las técnicas habituales para buscar aquellas que den más sabor y salud. Y es justo ahí donde entra en juego la cocina al vapor.

Antes de empezar a buscar opciones para saber qué vaporera comprar, vamos a explicarte unas cuantas cosas sobre esta forma de cocinar. Su concepto inicial es sencillo, se basa en el uso del agua caliente y del vapor en el que se transforma para cocinar los alimentos. Al no usar aceite ni ningún añadido, lo que se consigue es el sabor 100% natural de la comida, como también la forma más saludable de comerla.

¿Y eso qué ventajas supone? ¿Ccómo me ayuda en mi dieta? Probablemente te estés haciendo esas preguntas ahora mismo mientras comienzas a ojear la red en busca de alguna oferta interesante de vaporeras para ir preparando el terreno. Por eso, vamos a responder explicándote cuáles son las principales ventajas de la cocina al vapor.

Así, vas a poder saber bien qué te ofrece este método y por qué cada vez hay más personas apostando por él en sus cocinas. Ofrece mucho más de lo que parece a simple vista.

Las ventajas de la cocina al vapor

¿Sabías que una de las mejores formas en las que se cocinan los mejillones en Galicia es precisamente al vapor? Es una receta sumamente sencilla, muy barata y, además, permite disfrutar de este alimento y de su sabor 100 % natural sin tener que envolverse entre fogones durante mucho tiempo. Es una de las propuestas gastronómicas más propias de la región, aunque a veces presenta un pequeñísimo cambio, la opción de echar o no limón para modificar el sabor.

En un lugar en el que todo el producto del mar se trata con especial cuidado, dado que es casi el centro de la gastronomía, ver que se opta por este método de cocina  de forma habitual ya deja claro que es algo que tiene ventajas. Aun así, vamos a verlas en profundidad a continuación para terminar de disipar dudas:

Pocas calorías

Quienes quieren cuidar su línea al máximo, encuentran en la cocina al vapor al aliado perfecto. ¿Por qué? Porque con este método no se utilizan ni aceites ni nada que contenga grasa, salvo las propias del alimento. De hecho, incluso en este último punto influencia el cómo se cocina.

Y es que, la mayoría de productos alimenticios que se usan al cocinar al vapor tienen un aporte calórico más bajo que el resto. Por lo tanto, el efecto es doble tanto por la forma de preparar la comida como por la propia comida en sí.

Más económico

Para preparar platos siguiendo esta técnica, lo único que necesitas es tener agua, sal y los alimentos que vayas a utilizar. No hace falta nada más que eso, porque el resto es tan simple como calentar el agua y dejar que el vapor que sale de esta se encargue del resto.

Lo mejor de todo es que también es un sistema bastante rápido, por lo que también ahorras en gas o en electricidad (si usas fogones tradicionales o vitrocerámica). Ahorro doble que hace de esta una técnica de lo más económica y rentable.

Alimentos con todas sus vitaminas y nutrientes

Otra de las grandes bazas de preparar alimentos al vapor es que no es, por ejemplo, como la cocción. Con esta técnica, se pierden muchos nutrientes que hacen que el valor nutritivo de la comida sea inferior; no obstante, el vapor no causa ese efecto, permitiendo que se conserven mucho mejor los nutrientes.

Esto permite disfrutar al máximo de todas las vitaminas, minerales y composición de verduras y todo tipo de productos alimenticios. Se potencia su efecto y, por tanto, sus beneficios en nuestro organismo.

Y estas son las principales razones por las que cocinar al vapor se está poniendo tan de moda en los últimos años. Es barato, es rápido, no necesita demasiada elaboración y, para colmo, hace que tus alimentos sean mucho más saludables.

Es casi el método definitivo para cocinar, aunque siempre hay opciones que darán pie a platos mucho más diferentes. La clave está en saber escoger cuándo usar esta técnica y cuándo no.
 

Cocinar al vapor: un método sabroso, económico y saludable
Comentarios