Causan destrozos en el área de O Cargadeiro valorados en más de 20.000 euros

Foto_Cargadeiro_1.JPG
photo_camera Foto_Cargadeiro_1.JPG

La villa ribadense sufrió su segundo acto vandálico en poco más de 48 horas, ya que tras la quema de un contenedor de cartón en la madrugada del sábado en la Avenida de Galicia, el personal municipal detectó ayer otros destrozos en el mobiliario urbano, que se produjeron la noche del lunes en el área recreativa de O Cargadeiro y cuya reposición le costará al Concello más de 20.000 euros, como calculó el propio regidor, Fernando Suárez Barcia.

A pesar de las pesquisas iniciadas por las fuerzas del orden para localizar a los vándalos, a última hora de la tarde de ayer aún no se había producido ninguna detención.

Daños

Mientras tanto, serán las arcas municipales las que deberán hacer frente al coste que supondrán estos destrozos, dado que los autores del mismo rompieron 25 farolas, de las cuales 16 eran bajas y nueve altas, aunque el regidor contabilizó incluso 36 dañadas, además de once luminarias de la pasarela, una ducha de la playa adyacente y parte de la balaustrada del puente del O Cargadeiro.

En cualquier caso, la reparación no estará lista a tiempo para recibir a los visitantes de la Semana Santa, cuando precisamente esta área recreativa, próxima al Forte de San Damián y en medio de la ruta al faro de Illa Pancha, es una de las más frecuentadas por la vecindad y los turistas.

Por todo ello, Suárez Barcia cree que lo ocurrido «non ten nome porque é unha auténtica desfeita nun momento económico difícil, onde quen paga todo o pato son os veciños do concello» y llegó a decir incluso que «non sería mala cousa que se lles aplicara a eses desalmados a mesma menciña que eles infrinxiron». Finalmente, solicitó la colaboración vecinal para ayudar, tanto a la policía municipal, como a la Guardia Civil, a «localizar ós delincuentes», porque, a pesar de que los vecinos de la zona «escoitaron ruídos, non viron nada», como apostilló el regidor.

Comentarios