sábado. 04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo

Casas de madera: ¿realmente son construcciones económicas para vivir?

Con el paso del tiempo, hemos sido testigos de una tendencia que cada vez pisa fuerte en el mercado inmobiliario: las construcciones de casas de madera. De hecho, miles de propietarios han encontrado estas construcciones una alternativa interesante de vivienda. 
Lo cierto es que este tipo de casas no sólo son cómodas y hermosas, sino que también su proceso de construcción es rápido, sencillo y práctico de llevar a cabo. Y, por si fuera poco, cuentan con un tipo de material natural resulta increíblemente beneficioso en pro de la conservación del ambiente. Un asunto de gran importancia en nuestros días.

Pero, cabe destacar, que existe una duda sobre si realmente estas construcciones son tan sustentables como aparentan ser. Así que hablaremos un poco más al respecto, a continuación. 

Más que una moda: 

Si bien hablamos de que la construcción de casas de madera está en su punto más alto en los últimos años, pero es importante mencionar que esto va más allá de un asunto pasajero o de la moda del momento. Existen razones por la que muchos se decantan por las casas de madera, y se debe a la calidad de la estructura, precios asequibles y la posibilidad de tener un hogar sustentable.

Entonces, ¿vivir en una casa de madera es más económico?:

A continuación, presentaremos una serie de aspectos interesantes que demuestran que las casas de este tipo sí son una opción económica para vivir.

1. El proceso de construcción de este tipo de construcción es mucho más corto que otras de cemento y hormigón. Esto, por cierto, también influye en el precio final de la propiedad, lo que es una ventaja sumamente atractiva para aquellos que no cuentan con un presupuesto demasiado elevado, pero que desean encontrar una vivienda propia. 

2. Se conoce ampliamente las propiedades aislantes de la madera. Por lo tanto, estas casas se mantienen frescas durante el verano, y son acogedoras y cálidas durante el invierno. Al final, esto se traduce en que son sustentables y permiten ahorrar entre un 50% y 60% en el consumo de la calefacción y en aire acondicionado cada año. Sin duda, son cifras interesantes a tomar en cuenta. 

3. Algunos constructores integran materiales orgánicos con el fin de reforzar la estructura y mantenerla lo más estable posible. La piedra y las baldosas son los recursos más utilizados. Gracias a ello, hay un ahorro significativo en cuanto a materiales, sobre todo en casos en que se necesiten piezas para hacer reemplazos o reparaciones. 

4. Debido a que el proceso de ensamblaje es rápido, también hay ahorro en cuanto a los trabajos de construcción. Es decir, no sólo podrás disfrutar de tu casa con rapidez, sino que también te mantendrás en el presupuesto que hayas destinado al respecto. 

5. Según expertos en construcciones, y a pesar de lo que piensa la mayoría, una construcción de este estilo es realmente sencilla de mantener. En este caso, sólo es cuestión de prestar atención a una serie de pasos para que nuestro esté en las más óptimas condiciones. 

6. Durante el proceso de escoger a los fabricantes ideales, siempre se recomienda optar por aquellos que se encuentren en nuestra zona por dos razones principales: en primer lugar, contribuimos al crecimiento del rubro en la localidad y, en segundo lugar, ahorramos dinero en cuanto al transporte de materiales. Encuentra más información aquí: https://www.pineca.es.

De hecho, este punto es importante porque el presupuesto es la columna vertebral en cuanto a la realización de los proyectos que queremos para nuestra vivienda, así que hay que medir con cuidado cada aspecto y esto, en particular, puede marcar una diferencia significativa.

7. Se sabe que gran parte de los materiales de construcción comunes pueden causar alergias, pero ese no es un problema si se opta por una vivienda de madera. De hecho, este material natural es perfecto para toda la familia porque no produce efectos negativos en la salud. Gracias ello, el ambiente de la vivienda será más limpio y estable, por lo que los gastos en recibos médicos serán un problema menos.

Los anteriores puntos demuestran algo importante: las casas de madera son residencias hermosas, cómodas, personalizables y económicas para vivir.

Casas de madera: ¿realmente son construcciones económicas para vivir?
Comentarios