martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

Las casas de apuestas se mudan a Ceuta

Los Presupuestos Generales del Estado de 2018 ideados por Cristóbal Montoro, exministro de Hacienda, convirtieron a Ceuta y Melilla en una suerte de paraísos fiscales para las empresas del sector del juego online. Al régimen fiscal especial de las dos ciudades autónomas, el Gobierno de Mariano Rajoy incluyó una rebaja fiscal del 20% al 10% del impuesto sobre los ingresos netos (ingresos obtenidos menos los premios repartidos). Esta bonificación especial del 50% sólo es aplicable para las compañías que estén constituidas completamente en las ciudades autónomas, por lo que no basta con domiciliar la empresa. Una reducción fiscal que tenía el objetivo de atraer a las casas de apuestas, aquí puedes verlas todas, instaladas en Gibraltar tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, situación que provocó el éxodo de las empresas en busca de otros territorios en la UE.

Estas nuevas medidas, que siguen presentes en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 pactado entre PSOE y Unidos Podemos, disminuyen la presión fiscal sobre el sector del juego online. Según los datos publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), órgano del Ministerio de Hacienda (que ejerce las funciones de regulación, autorización, supervisióny control de las actividades de juego de ámbito estatal), el sector del juego online movió, en términos de cantidades jugadas, un total de 4.627 millones de euros en el segundo trimestre de 2019. Una cifra que se dispara teniendo en cuenta los datos anuales. De hecho, el sector del juego movió un total de 17.349 millones de euros durante el año 2018. A pesar de estas cifras, los operadores online apenas aportaron 52,9 millones de euros a las arcas públicas, como recoge el Anuario del juego en España 2018, elaborado por Codere.

Ceuta también ha puesto de su parte para que las casas de apuestas se muden a la ciudad autónoma. Para ello, el Partido Popular sacó adelante la modificación Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI) al 0,5% el pasado mes de enero para que los operadores de juego tributasen al tipo más reducido en la ciudad. Una serie de elementos que han provocado el desembarco de múltiples empresas para obtener todos estos beneficios fiscales. El pasado mes de julio, Mondobets se convirtió en la primera empresa de juego online en comenzar a operar en Ceuta. Un camino que han seguido otros operadores de juego como Betfred, Luckia, Suertia y Wanabet.

La incertidumbre por el Brexit ha supuesto un auténtico terremoto económico en Gibraltar, donde las apuestas online representan el 40% del PIB del Peñón y generan 3.200 puestos de trabajo. Una situación que ha originado el éxodo de operadores de juego como Bet365, 888 Holdings o William Hill a Malta, debido a la necesidad de mantener un acceso total al mercado único de la UE. De esta forma, el archipiélago del Mediterráneo es el principal rival de Ceuta para atraer a las casas de apuestas del sector del juego online. A pesar de las interesantes condiciones fiscales, la ciudad autónoma cuenta con una serie de debilidades respecto a Malta, donde existe un clima empresarial atractivo para los operadores de juego, que también pueden encontrar personal y asesores cualificados. Una diferencia que el Estado español pretende recortar a medio y largo plazo.

Las casas de apuestas se mudan a Ceuta