Cartas de Luz de los alumnos del colegio Maristas a Albertia Lugo

Albertia Lugo
photo_camera Albertia Lugo

POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO, el colegio Maristas La Inmaculada de Lugo ha enviado a los residentes de Albertia Lugo unas cartas y dibujos hechos por alumnos de diferentes cursos con la intención de sacarles una sonrisa a estos.

Este proyecto, llamado Cartas de Luz, surgió el pasado curso debido a la imposibilidad de que los niños y niñas de este centro educa tivo visitaran las residencias como hacían hasta el comienzo de la pandemia.

Los residentes que han participado en el proyecto han recibido un sobre decorado con su nombre y, dentro de él, dos dibujos y una carta manuscrita.

Uno de los dibujos que se encontraban al abrir la carta estaba hecho por los alumnos de Educación Infantil, en donde no faltaban los arcoíris y el colorido que caracteriza los trabajos de los más pequeños. El otro había sido realizado por alumnos de los últimos cursos de Educación Primaria y, en estos, los residentes podían ver cómo se imaginaban los niños una residencia por dentro, mensajes de ánimo y de apoyo… Además, alguno de los residentes se llevó una gran sorpresa, ya que había dibujos muy bien elaborados.

LA CURIOSIDAD INFANTIL. En las cartas, los niños y las niñas les preguntaban acerca de sus aficiones y profesiones, y también les contaban qué cosas les gusta hacer a ellos y ellas, a qué actividades acuden y qué les gustaría ser de mayores. Además, también les enviaban palabras muy bonitas de ánimo y la ilusión de que algún día se puedan conocer personalmente, haciendo que los residentes se emocionaran al leer esto.

Para agradecérselo, los mayores les han correspondido con un vídeo donde aparecen ellos con las cartas y los dibujos, e incluso alguno se ha animado a tocar una canción con el punteiro electrónico.

Los proyectos intergeneracionales tienen múltiples beneficios, tanto para los mayores como para los niños, ya que les permite ponerse en contacto e intercambiar palabras y experiencias, uniendo así dos generaciones. A los residentes de Albertia esta actividad les ha permitido pasar un rato agradable teniendo contacto con personas diferentes, fomentar el vínculo afectivo con los niños y aumentar su autoestima sintiéndose coprotagonistas de este bonito proyecto.

Comentarios