Domingo. 26.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 26.05.2019
El tiempo

Caras nuevas y política vieja

EL ANUNCIO ESTA semana de que Cayo Lara no va a optar a ser candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno demuestra que los partidos tradicionales tratan a marchas forzadas de renovar sus caras ante el empuje de fuerzas emergentes como Podemos que, principalmente, aportan savia nueva a una política vieja. Lara hizo sitio a un Alberto Garzón que ayer mismo anunció su disposición a disputarles La Moncloa a esos JASP con los que lleva meses debatiendo en las tertulias de los canales progre de los gigantes mediáticos Mediaset y Atresmedia.

Meses antes hicieron lo mismo los sucesores del Pablo Iglesias original, poniendo como líder del PSOE en reconstrucción a un Pedro Sánchez que parece ser el único capaz de discutir con el Pablo Iglesias ‘remake’ sin ruborizarse por el pasado de su partido.

En el PP no quieren de momento ni oír hablar de renovación, esa palabra usada durante los años del fraguismo para identificar las podas cuatrienales que introducían en las listas los barones provinciales. Mariano Rajoy parece dispuesto a repetir como candidato, por lo que aquellos que quieren aupar a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría tendrán que esperar por si ocurre el batacazo que algunos vaticinan.

Lugo, como ocurre con cualquier dinámica que se desarrolle en la metrópoli, va dos pasos por detrás en el asunto de la renovación política y, después de que el alcalde José López Orozco anunciase que optaría a un quinto mandato en la alcaldía, en el PP están a la espera de confirmar a Jaime Castiñeira como alcaldable. El retraso da pie a la especulación en los mentideros políticos, aunque el problema que tiene ahora el PP con sus candidaturas no está en Lugo sino en otras ciudades gallegas como Vigo, Pontevedra y, sobre todo, Ourense. El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, quiere hacer una presentación conjunta de los alcaldables de las siete capitales, pero como en la ciudad de As Burgas parece que va a colocar de cabeza de lista al conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, da la impresión de que prefiere darse algo más de tiempo para encontrarle sustituto en la Xunta.

Pero si las dos caras más conocidas de la política municipal lucense volverán a enfrentarse en las urnas, en el resto de formaciones que pretenden presentar candidatura al Concello llevan meses haciendo movimientos, redactando manifiestos o convocando asambleas. Esta misma semana la tercera fuerza con representación municipal, el BNG, cerró los primeros puestos de su lista, en la que las personas que más han influido en la formación en los últimos tiempos salen del cartel para hacer sitio a militantes con poca experiencia, pero dispuestos a defender el terreno conquistado y el trabajo desarrollado por los nacionalistas tanto en el gobierno como en la oposición. Rubén Arroxo, un joven arquitecto técnico más conocido por su faceta de entrenador de atletismo, será la opción JASP del Bloque en una pugna por ganar un espacio de izquierda que estará más disputado que nunca.

Enfrente parece que van a tener a la plataforma Gañemos Lugo, una marca que también se utilizará en otras ciudades y que en la capital lucense promueven, sobre todo, Esquerda Unida y Anova. El lunes tendrán la primera asamblea, a partir de las 20.00 horas en la casa sindical, con el objetivo de ir preparando un programa y una candidatura en la que seguramente estarán también caras jóvenes y desconocidas. La gran incógnita será saber si esta propuesta cuenta al final con el apoyo de Podemos, una formación que de momento está centrada en dar a conocerse en la ciudad a través de mesas informativas.

Más recorrido que Gañemos Lugo tiene otra de las plataformas constituidas en los últimos meses bajo la denominación Somos Maioría. Lugo en Común, una marca que acaban de cambiar eliminando las dos primeras palabras para no ser identificados con mareas ciudadanas de otras urbes. Con una campaña de imagen casi ultimada, la única incógnita de esta futura candidatura que apoyan partidos como Compromiso por Galicia es saber quién será el cabeza de lista, un puesto para el que suenan con fuerza el médico Bernardino Pardo y el abogado Xosé Manuel Fernández Varela.

Por su parte, Foro Lugo esperará a un mes antes de las elecciones para presentar candidatos y evitar que «presiones» externas puedan boicotearles el proyecto, según declara su portavoz Ildefonso Saavedra.

(Publicado en la edición impresa el 22 de noviembre de 2014)

Caras nuevas y política vieja
Comentarios