viernes. 14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo

Calles de distintos puntos de Viveiro esperan por su nombre desde hace años

Regal muestra la placa que hizo para la casa de Noriega Varela
Regal muestra la placa que hizo para la casa de Noriega Varela
El gobierno encargó al personal municipal la renumeración de viales, pero surgieron dudas

Desde el año 2007 se han repetido acuerdos plenarios con propuestas de nombres para distintas calles del municipio vivariense, tanto de la ciudad del Landro como de barrios como Xunqueira o de la localidad veraniega de Covas, que todavía no se hicieron efectivos. 

En el último pleno el concejal del Partido Popular Celestino García Paz preguntó de nuevo por este asunto, requirimiento ante el que la alcaldesa, María Loureiro, contestó que el gobierno encomendó a personal municipal "que fixera un traballo de campo para proceder á renumeración dos viais afectados polos acordos plenarios referidos", un trabajo que todavía "se está levando a cabo" y del que quedan pendientes unas calles emplazadas en la localidad de Covas, "nas que existen dúbidas con respecto ao punto no que debe iniciarse a renumeración, o que resulta máis complexo do previsto". 

COMISIONES. Loureiro justifica también como causa del retraso "o volume de traballo existente neste momento no concello", pero indica que intentarán rematar o expediente á maior brevidade posible para despois convocar as comisións correspondentes para asignar as rúas que levarán os nomes de Carlos Oroza e Enrique Cal Pardo, según los acuerdos adoptados por la corporación municipal en sendas sesiones plenarias. 

Desde el grupo popular apuntan que son muchas más las calles pendientes de denominación. Los concejales recuerdan que en un pleno del 2007 se aprobó renombrar un total de 18 calles y al año siguiente dos más, Fragata Magdalena y Bergantín Palomo, ambas en la parroquia de Covas. 

Asimismo, en el año 2013 se tomó un acuerdo similar que afecta a la designación de nombres para las calles del barrio de Xunqueira, tal y como demandaron los vecinos mediante la presentación de distintas iniciativas, y también en ese mismo ejercicio se aprobó asignar una calle al poeta Carlos Oroza, que sigue pendiente. Además, en julio pasado el pleno determinó poner el nombre de otra calle, tras su fallecimiento unos meses antes, al estudioso vivariense Enrique Cal Pardo, natural de Galdo y deán de la catedral de Mondoñedo.

Calles de distintos puntos de Viveiro esperan por su nombre desde...
Comentarios