domingo. 22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo

MEDIO AMBIENTE DICE QUE EL VIAL CRUZA UN ESPACIO PROTEGIDO, CON MUCHOS ANIMALES

Caballos a la vista en A Gañidoira

Un grupo de caballos atropellados en Merille (Ourol).
Un grupo de caballos atropellados en Merille (Ourol).
La reforma de la carretera autonómica LU-540 para mejorar el trazado y quitar curvas obvió la demanda de los usuarios de vallar la vía y crear pasos subterráneos para los équidos

LAS ÚNICAS actuaciones emprendidas hasta la fecha en la carretera LU-540 por parte de la Administración autonómica se dirigieron únicamente a los conductores y consistieron básicamente en la colocación de señalización para alertar sobre la presencia de caballos, así como en el repintado e incluso el uso de una pintura especial con reflejos para facilitar la visión en las jornadas de niebla. A estas alturas, cualquier usuario habitual no necesita señales para saber que hay équidos, aunque sin duda estas pueden contribuir a que circule a menor velocidad. Sin embargo, eso no le libra de una colisión con los caballos, quienes no entienden las señales, como bromeó el portavoz del Bloque en Viveiro.

1. ¿Por qué se producen tantos accidentes con animales en la LU-540?

La existencia de montes comunitarios y particulares, muchos abiertos y sin cierre, propicia que los animales -sobre todo caballos, reses mostrencas y especies cinegéticas- invadan la vía. En ocasiones lo hacen para tratar de pastar en los taludes y en otras, dicen los ganaderos y entendidos, que para aprovechar el calor que capta el propio asfalto. A Gañidoira no es el único vial al que acceden los animales, que también invaden la calzada en A Xesta y A Cruz da Cancela.

2. ¿Cómo se puede evitar la entrada de los caballos en la calzada?

El cierre de las fincas, el propio vallado de la carretera, la colocación de elementos disuasorios en los accesos a esta, como los conocidos pasos canadienses; o incluso la creación de pasos inferiores bajo el vial, constituyen las soluciones que se le pueden ocurrir a cualquier conductor. De hecho, cuando se reformó el vial para mejorar el trazado y quitar curvas se pusieron sobre la mesa por parte de los usuarios, pero Carreteras de la Xunta hizo oídos sordos y no atendió estas demandas, pese a que los conductores percibían con claridad que un firme que permitiese elevar la velocidad tenía por fuerza que ir acompañado de estas medidas. Solo hay un paso subterráneo habilitado para que los animales crucen la carretera.

3. ¿Existe alguna manera de evitar una colisión con los caballos en A Gañidoira?

Es misión casi imposible, sobre todo en los días de niebla, como sucede en estas últimas jornadas. El modus vivendi de los caballos también juega en contra de los conductores, porque si un ejemplar irrumpe de noche en la carretera será complicado zafarse, De momento, la Administración se ha escudado en la inexistencia de víctimas personales para eludir unas medidas que son más que urgentes. Si bien es cierto que todavía no ha fallecido nadie, sí hay personas que quedaron parapléjicas a raíz de un siniestro con caballos en la zona.

4. Entonces, ¿hay que esperar a que fallezca alguna persona para que se adopten medidas?

Por lo que parece, el tema no afecta a quienes no transitan todos los días por la LU-540. ¿Y qué pasa con los que sí se ven obligados a hacerlo?, porque los accidentes en la zona son continuos y no se hace nada por atajarlo. Con el agravante de que ahora la legislación obliga al conductor a sufragar los daños que sufra en su vehículo. ¿Es justo que los titulares de los vehículos tengan que asumir semejantes daños en sus bienes por falta de las medidas de seguridad adecuadas?

5. ¿A quién hay que reclamar?

Los afectados lo tienen difícil, porque muchos animales no llevan los crotales identificativos y así los propietarios de los équidos no se hacen cargo. Tráfico y la Xunta tendrían que contar con estadísticas que apoyen la implantación de medidas de protección para los conductores. ¿Acaso tienen la conciencia tranquila y se amparan en una normativa que les cubre las espaldas a la espera de que nadie denuncie a la Administración?

Caballos a la vista en A Gañidoira
Comentarios