Buzos de foto subacuática resaltan la riqueza marina de la ría de Viveiro

Casi 30 buceadores de toda Galicia compitieron en un circuito de esta modalidad con inmersiones en los fondos cercanos a la isla Gaveira, en la entrada de la ría
El grupo de participantes en el campeonato, antes de hacerse a la mar
photo_camera El grupo de participantes en el campeonato, antes de hacerse a la mar

Los buzos de fotografía submarina que compitieron en el circuito gallego de esta modalidad, desarrollado este domingo en Viveiro, destacaron que los fondos marinos de la ría vivariense albergan mucha variedad de especies, algunas de gran colorido, como las babosas marinas. "Es como bucear en el Caribe", comparó Manuel Blanco Ventureira, el coruñés que el año pasado representó a Galicia en el campeonato nacional, quien asegura que además disfrutaron de unas «aguas claras, de tono azulado, con cantidad de vida, pese a que es un islote pequeño», que saluda a la entrada y la salida a los navegantes en Viveiro.

Un grupo de 27 buceadores de diferentes puntos de Galicia participó en la prueba coordinada por el club Costa Lugo, que dirige Julio Vázquez y promovida por la Federación Gallega de Actividades Subacuáticas. La prueba se desarrolló alrededor de la isla Gaveira, la más pequeña de la ría vivariense, al norte de la playa de Abrela.

Los asistentes son buzos avanzados, que se distribuyeron por parejas, lo que garantiza una mayor seguridad durante la inmesión, para tomar seis fotografías de características determinadas: un pez entero, un primer plano de una parte de un pez, un macro de un nudibranquio o babosa marina, un macro libre, el ambiente de los fondos y el ambiente con un modelo -la pareja de buceo-. El que consiga la mayor puntuación, una vez seleccionadas las imágenes que presente, acudirá al campeonato de España, que este año será en La Herradura (Granada).

Manuel Blanco Ventureira, del club del mar San Amaro de A Coruña, detalló que el tiempo fijado para realizar la prueba fue de cuatro horas y durante la competición tuvieron que reponer las botellas de aire comprimido subiendo a la superficie, momento que aprovecharon para cambiar los objetivos de las cámaras retirando estas de sus carcasas y volviendo a guardarlas sin que les entrase agua.

La actividad se desarrolló con la visita de un grupo de cinco delfines, durante unos diez minutos, lo que es síntoma de "la buena salud de esta ría", resaltó Julio Vázquez, quien agradeció el apoyo del Concello de Viveiro, que aportó una embarcación con dos efectivos de Protección Civil. También colaboró la Cruz Roja de Burela contra lancha y cuatro efectivos, pero además el club contó con otras dos embarcaciones propias y una moto de agua de seguridad.

Comentarios