Bronca entre Xunta y Diputación de Lugo por las expropiaciones

La delegada territorial de la Xunta en Lugo, Raquel Arias, ha lamentado que la Diputación culpe al Gobierno autonómico de los retrasos en los expedientes de expropiación, puesto que "la Xunta lo único que hace es fijar un precio justo para los terrenos". En este sentido, explicó que previamente a la fijación de precios, la Diputación "tarda más de 18 meses en hacerle llegar los expedientes" a la Administración autonómica.

Arias también aprovechó para recriminar al presidente provincial, José Ramón Gómez Besteiro, el presentar los expedientes en formato papel, "cuando se jacta de abanderar el desarrollo tecnológico en la provincia".

Por su parte, el portavoz socialista en la Diputación, Manuel Martínez, explicó, en declaraciones a Europa Press, que durante los mandatos del PP en la Diputación "los expedientes de expropiación se retrasaban una media de 20 meses, mientras que desde 2007 —cuando entraron PSOE y BNG en el gobierno provincial— pasaron a retrasarse, como mucho nueve meses".

Martínez lamentó que, además, el nuevo servicio tuvo que recuperar expedientes del anterior mandato que necesitaban revisión, por lo que, sentenció, "los 20 meses de retraso en algunos casos es responsabilidad del PP". El portavoz socialista habló de "motivos políticos" en el retraso de expedientes de expropiación por parte de la Xunta, y comparó los seis meses durante la época del bipartito en la Xunta con los nueve meses de retraso actuales.

Comentarios