jueves. 02.07.2020 |
El tiempo
jueves. 02.07.2020
El tiempo

Aprender inglés jugando

Clases gratuitas de inglés en la iglesia evangélica de la Victoria, en Vilalba, con la profesora Judith Bates
Clases gratuitas de inglés en la iglesia evangélica de la Victoria, en Vilalba, con la profesora Judith Bates
La profesora Judith Bates, de Inglaterra, imparte clases gratuitas a niños de cuatro a nueve años en la iglesia La Victoria de Vilalba

Aterrizó en España hace algo más de ocho años. En su Inglaterra natal daba clases de química, y también trabajó algún tiempo en una oficina. Su llegada a un país casi desconocido le reportó muchas experiencias y la necesidad de aprovechar sus conocimientos para ayudar a los demás.

Por eso, Judith Bates comenzó a impartir cursos gratuitos de inglés a jóvenes, para enseñarles vocabulario, algo de gramática y para ayudarles a perfeccionar su pronunciación, entre otras cuestiones.

Eso, al fin, es precisamente lo que hace con los alumnos que asisten a las sesiones que se celebran todos los sábados -en horario de 12.00 a 13.00 horas- en el local de la iglesia evangelista La Victoria, en la Rúa Domingo Góas de Vilalba.

«Por el momento tenemos once niños, con edades comprendidas entre los cuatro y los ocho años. No es un curso normal, somos un club de inglés en el que intentamos que todos aprendan divirtiéndose», comenta Bates, haciendo especial hincapié en la necesidad de que los niños empiecen a estudiar otras lenguas cuanto antes, «ya que cuando son pequeños les cuesta menos aprender» y retienen mejor los contenidos.

Pero trabajar con niños de edades tan tempranas no es tarea fácil ni mucho menos sencilla. Para mantener entretenidos a los pequeños asistentes a este club abierto a todo el mundo, Judith Bates tiene que emplear el ingenio y la imaginación. Así, con juegos como el de la lista de la compra -en el que los niños van buscando diferentes objetos por el aula- o un bingo de palabras, entre otros, todos disfrutan al mismo tiempo que descubren un nuevo, rico e interesante lenguaje.

Para que nadie pierda el ritmo, a los asistentes de menos edad, se les adecúan las actividades. «Tenemos algunas fichas de colorear, cortar y pegar para los más pequeños, adaptadas a sus necesidades», señala la profesora nativa, que aclara que esto no supone un impedimento para que todos lleguen a la consecución del objetivo: aprender jugando.

«La pronunciación en inglés es muy importante. Aquí en España el nivel no es muy alto, por eso es fundamental que la gente asista a cursos como el que nosotros impartimos y en el que poco a poco la gente va aprendiendo a comunicarse en otro idioma ampliando su vocabulario», indica Judith Bates, que anima a todos los niños de Vilalba, de entre cuatro y nueve años, a asistir a sus divertidas clases.

Aprender inglés jugando
Comentarios