Aportan pruebas de cómo fue el fuego que llevó a prisión al presunto autor del incendio de Os Blancos

"Nadie se dignó a acudir al sitio y él, que tiene problemas cardíacos, ha estado incomunicado y se halla en esta situación por ser un cabeza de turco", ha relatado su entorno

Familiares del hombre de 55 años en prisión como presunto autor de un delito de incendio forestal de especial gravedad tras causar un fuego de una hectárea en una finca familiar ubicada en el límite de Xinzo con Os Blancos, en Ourense, han aportado este sábado pruebas que creen que "lo exonerarán".

Tras haberlo visto por vez primera en la cárcel de Pereiro de Aguiar donde se encuentra, han contado a Efe que a lo largo de esta jornada acudieron al lugar en el que "el conato" ocurrió y allí estaban el móvil de este varón y las llaves de su vehículo "carbonizadas", tal y como él había contado ante la jueza, han relatado.

Han detallado que él estaba asando unos chorizos, y como las quemas estaban prohibidas cometió una imprudencia, la parcela ardió y no pudo telefonear, pero sí una vez que todo se controló se personó en el cuartel de la Guardia Civil para informar de lo ocurrido y fue al día siguiente, en Vigo, donde vive, según esta versión de sus parientes, cuando le pidieron que se personase y acabó arrestado.

Este sábado, a la finca de Os Blancos también se desplazaron un amigo del arrestado, y agentes del Instituto Armado, que fueron avisados para recabar imágenes y comprobar de primera mano que la versión de este varón se ajustaba a la realidad.

"Nadie se dignó a acudir al sitio y él, que tiene problemas cardíacos, ha estado incomunicado y se halla en esta situación por ser un cabeza de turco", ha relatado su entorno, que ha explicado que además de ser funcionario de Justicia, es un activo de varios movimientos ecologistas.

Más en Noticias
Comentarios