Miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo
Miércoles. 22.11.2017
El tiempo

Aparecen varias pintadas en la puerta de la iglesia de Santa María de As Pontes

Estado actual de la puerta de la iglesia pontesa
Estado actual de la puerta de la iglesia pontesa
Los curas creen que es una "gamberrada" de jóvenes. Denunciaron hace semanas el primer robo en el templo

La iglesia parroquial de Santa María de As Pontes amaneció hace varios días con pintadas en la puerta principal. Unas letras grandes en rojo y una supuesta esvástica -está al revés- hacen alusiones a Hitler y a Dios. Desde la casa parroquial, los curas, que no presentaron denuncia, aseguran que se trata de "vandalismo de chavalitos", "una gamberrada" de chicos adolescentes pero, aunque le restan importancia, destacan la mala imagen que da y el gasto que supone, ya que para borrar las letras tendrán que pintar la puerta entera de nuevo, lo que supondrá un desembolso de alrededor de 300 euros.

"No sabemos quién fue y no presentamos denuncia porque es muy difícil demostrar ahora quién hizo las pintadas. Se ve que se fueron rápido porque quedó a medio escribir", apunta José Vega, que junto a Manuel Ares y Alejandro Piñón conforma el grupo sacerdotal de As Pontes.

"Estuve fuera y no la pudimos arreglar aún y da una impresión horrible. No sé a qué vienen estas cosas", critica el párroco, que indica que, aunque esta vez no pusieron denuncia, sí lo hicieron hace poco más de un mes, cuando entraron en el templo a robar, aunque sin éxito.

"Entraron por la parte de atrás. Rompieron una verja y una ventana y accedieron a la iglesia por las salas de catequesis. Aparte de los destrozos no se llevaron nada", apunta Vega, que valora entre 400 y 500 euros los desperfectos.

"Era la primera vez que entraban en esta iglesia", asegura el párroco, más preocupado por estos hechos, que podrían ser cometidos por "gente organizada que entra en otras iglesias de la zona", que por las pintadas. En aquella ocasión denunciaron ante la Guardia Civil y la Policía Local.

Pese a que las pintadas pasan por ser algo más anecdótico que preocupante, podrían suponer una multa considerable para sus autores. La ordenanza municipal sobre la prevención del vandalismo y la preservación de los bienes del Concello de As Pontes estipula una sanción de entre 1.500 euros y 3.000 para los grafitis y pintadas consideradas infracciones muy graves, "cando se atente especialmente contra o espazo urbano por realizarse sobre monumentos ou edificios catalogados ou protexidos". Las sanciones más leves van hasta los 750 euros y de ahí a los 1.500, las graves.

Aparecen varias pintadas en la puerta de la iglesia de Santa María...