Analizan la rutina diaria de las avispas gigantes de Xove para que no se extiendan

Los responsables municipales de Xove, así como los del grupo de emergencias supramunicipal (GES) de Cervo vigilan de forma continuada uno de los nidos de avispas asiáticas gigantes, conocidas como avispas asesinas por su voracidad, para conocer cuáles son sus rutinas. El objetivo fundamental de este seguimiento es, primero, que no se extiendan, y luego averiguar el mejor modo de acabar con ellas logrando que no sobreviva ninguna o, al menos, el menor número posible.

El alcalde de Xove, Demetrio Salgueiro, explicó ayer que de los dos nidos que hay se están centrando en el más pequeño, que está en una zona muy accesible, ya que el otro, de un metro de altura, está en un lugar de muy difícil acceso. Señaló que lo que harán en los próximos días es «tratar de coñecer cales son as súas rutinas, porque cremos que as teñen. Ver cal é o seu comportamento ao longo do día porque esperamos que nalgún momento estean todas no niño, e ese é o noso obxectivo, coñecer en que momento podemos cazalas a todas dentro». Dice que «cando vexamos como se comportan as do niño pequeno, verase a forma de actuar co máis grande».

  • Son enormes, pican y acaban con las abejas. Las avispas asiáticas miden, de media, sobre tres centímetros de largo, lo que las convierte en unos animales temibles. Su constitución física es de gran dureza y, por ejemplo, consiguieron picar a una vecina de Xove atravesándole la zapatilla que llevaba puesta.
  • Sin piedad. Son enemigas naturales de las abejas, a las que exterminan. Salgueiro comenta que está estudiado un caso en Galicia en que un solo nido de avispas acabó con 20 colmenas.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios