lunes. 01.06.2020 |
El tiempo
lunes. 01.06.2020
El tiempo

Para los amantes del póker: ¿qué es lo que dejó la última WSOP?

El esperado evento cautivó la atención de millones de espectadores en todo el mundo. Como si se tratara de un mundial de fútbol o la definición de la NBA, la Serie Mundial de Póker 2019 (WSOP por sus siglas en inglés) ha quedado dentro de la historia. En la siguiente nota, te contaremos todo lo que debes saber sobre este certamen que supo depositar al tradicional juego de cartas a un nuevo nivel. Desafíos, innovación y el futuro de esta disciplina

Los juegos de azar han sabido reinventarse con la llegada del nuevo siglo y el aluvión de cambios tecnológicos que atravesamos en estas últimas décadas. Así, los casinos en línea son un furor tanto en España como en el resto del mundo. Ahora bien, eso no quiere decir que los tradicionales juegos de azar en el mundo analógico estén en extinción, más bien todo lo contrario. El póker es un claro ejemplo de la resiliencia que puede tener una industria cuando sabe hacer bien las cosas. Sin ir más lejos, el pasado 16 de julio finalizó un evento que tuvo repercusiones millonarias tanto en premios como en audiencias.

La edición 2019 de la Serie Mundial de Póker (también conocida como WSOP por sus siglas en inglés) llevada a cabo en Las Vegas y patrocinada por la sala de poker online 888 Poker ha dado de hablar para propios y extraños, batiendo récords de convocatoria y de repercusión en todo el mundo. El certamen, que tuvo lugar entre el 3 y el 16 de julio y que decretó su edición número 50, coronó a Hossein Ensan como el campeón del evento principal. Con su victoria, obtuvo un premio de 10 millones de dólares y el símbolo más prestigioso dentro del ambiente del póker: el brazalete de la WSOP. "Estoy tan feliz de estar aquí con el brazalete en la mano. ¿Qué puedo decir?", declaró Ensan, quien no dudó en afirmar que se trataba del "mejor sentimiento" de su vida.

Nacido en Irán, pero con nacionalidad alemana, Ensan es el segundo campeón germánico de la Serie Mundial de Póker y el tercero iraní. Además, con sus 55 años, Ensan, es el campeón más veterano del evento principal de la WSOP en 20 años, luego de que Noel Furlong ganara en 1999 con 61 años.

Definición apasionante

La edición número 50 de este prestigioso certamen ha sido para alquilar balcones, haciendo olvidar por un momento la fiebre que se vive por el póker en línea en la actualidad. Si bien Ensan poseía una importante ventaja en fichas en comparación con sus contrincantes al empezar la mesa final el domingo por la noche, casi termina yéndose al hilo. Finalmente, perdió el liderazgo unos días después, pero logró reponerse para hacerse con la victoria y quedar en los anaqueles de la historia de este juego. Según señala el sitio oficial de la WSOP el enfrentamiento cara a cara ente Ensan y el italiano Dario Sammartino duró 101 manos en un periodo de cuatro horas aproximadamente. El italiano logró desembolsar 6 millones de dólares por quedar en la segunda ubicación.

Demostrando una gran actitud deportiva y de camaradería, Ensan declaró una vez concretada la victoria: "Dario es un amigo mío". Y agregó: "Es un muy buen jugador, pero siempre necesitas manos y buena suerte. Ambas estaban de mi lado, porque de lo contrario yo sería el subcampeón". Cabe destacar que en la mano culminante, Ensan sostuvo a los reyes de bolsillo mientras que Sammartino tuvo un proyecto de color y un empate dentro de una escalera.

Un lugar en la historia

La WSOP 2019 fue el segundo evento principal más grande dentro de las 50 ediciones, con un total de 8,569 jugadores, a la vez que influyó en gran manera dentro de la economía local. El récord, hasta el momento, data del año 2006, con 8773 inscriptos. A dicha emoción, hay que agregarle lo que sucedió en la vecina ciudad de California, cuando un terremoto azotó a sus habitantes y pudo sentirse hasta en Las Vegas. Tanto fue así que el juego se detuvo por un instante para verificar que las salas de la Serie Mundial de Póker estuvieran a salvo.

Los picos de audiencia alcanzados por ESPN, señal que transmitió el evento, también dieron que hablar, sobre todo gracias a la presencia de grandes figuras como Johnny Chan –último campeón de la WSOP en años consecutivos- y el ascendente Chris Moneymaker, quienes para sorpresa de muchos fueron eliminados con bastante anticipación.

Ahora bien, sin lugar a dudas todas las miradas se depositaron en el tres veces ganador del Super Bowl, Richard Seymour. El célebre deportista no pudo cumplir las expectativas que pesaban sobre su figura, aunque tuvo una participación más que digna al ser eliminado al final del día 5, calificando en el lugar 131 y ganando 59,295 dólares.

Por último, es importante subrayar que detrás de Ensan y Sanmartino quedó el canadiense Alex Livingston, quien se hizo con 4 millones de dólares. Este dato no es menor, es la segunda vez en la historia que el podio no es ocupado por ningún jugador de los Estados Unidos. La primera ve había sido en 2014, cuando Martin Jacobson de Suecia, Felix Stephensen de Noruega y Jorryt van Hoof de los Países Bajos ocuparon ese lugar.

Para los amantes del póker: ¿qué es lo que dejó la última WSOP?