Álvarez denuncia que un desguace se llevaba del depósito los coches abandonados sin pagar

El socio de la concesionaria del servicio de la grúa José Luis Álvarez Álvarez, que fue uno de los que abrió la caja de los truenos, afirmó en una nueva declaración ante la jueza Pilar de Lara que una empresa de desgüace se llevaba del depósito municipal los vehículos abandonados sin tener que pasar por caja. Aseguró que ni les pagaba a ellos, ni al Concello de Lugo.

Este socio de Cechalva, que está imputado en la operación Pokemon, explicó que en Oviedo, en donde también presta servicios de la grúa una empresa participada por él, los turismos abandonados son subastados, lo que genera unos ingresos.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios