La alerta llega al río Miño al arrastrar la lluvia residuos líquidos

Un joven pasa junto a la basura en Montirón. (TEJERO/EP)
photo_camera Un joven pasa junto a la basura en Montirón. (TEJERO/EP)

La contaminación provocada por dos semanas de huelga de la basura tiene unas nuevas víctimas, al margen de unos indefensos ciudadanos: el río Miño y sus afluentes, adonde están yendo a parar los residuos líquidos o lixiviados que son arrastradas por las lluvias que dejan las tormentas de los últimos días y que las previsiones apuntan a que seguirán hasta el próximo jueves.

Consiga AQUÍ la información completa

Más en Noticias
Comentarios