jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

Los alcaldes lanzan un mensaje de unión pero evidencian sus diferencias

JUNTOS Y REVUELTOS. Los populares critican la gestión del gobierno y los socialistas piden confianza

Los alcaldes mariñanos muestran unión en su defensa de la permanencia de la industria en la comarca —apoyan sin fisuras todos los actos que convoca el comité— pero tienen opiniones muy distintas sobre el problema y se cruzan acusaciones sobre su utilización política.

El alcalde de Cervo, Alfonso Villares, dice que el Ejecutivo central tiene la solución encima de la mesa en alusión a la propuesta de estatuto energético remitida por la Xunta con el acuerdo de empresa y comité, y que "só falta a firma do presidente do Goberno" para solucionar un problema que tiene en vilo a la comarca. "Hai un borrador que presentou o Goberno que non valía para nada, o da Xunta si que vale, tería o visto bo da Comunidade Europea. Hai que falar con quen hai que falar para que se firme ese decreto", afirmó.

Alfonso Villares: "O Goberno ten a solución enriba da mesa, só falta a firma do presidente"

Villares recuerda que la aluminera siempre necesitó una tarifa eléctrica especial y tuvo ayuda del Gobierno, "en torno a 90-100 millóns de euros anuais que se poñían enriba da mesa para minorar os custos enerxéticos", pero se redujeron "á metade" el año pasado lo que unido al aumento del precio eléctrico hace que la empresa "non sexa competitiva coas do resto de Europa", dice el regidor, que acusa al Gobierno de mentir sobre la fecha de aprobación del estatuto, su potestad para hacerlo sin estar conformado y sobre la convocatoria de la subasta, que sí se cambió a peor estando en funciones.

El alcalde de Cervo advierte de las consecuencias a nivel económico y de servicios para la comarca de un hipotético cierre y sostiene que "pensar en alternativas do que poida haber no sitio de Alcoa na mesma medida sería imposible". "Utilizouse o tema electoralmente e xa non se trata de utilizalo máis, trátase de resolver o problema da enerxía, porque se se vai Alcoa non vai haber nada comparable, haberá que facer os cambios que haxa que facer e esixir o que haxa que esixir, pero a empresa do aluminio non se pode ir", afirma.

Demetrio Salgueiro: "Os representantes do PSOE teñen que plantarse en Madrid"

El alcalde de Burela, Alfredo Llano, planteó afrontar los problemas de la comarca desde una visión global. "Aquí na Mariña están desaparecendo moitos postos de traballo, estase despoboando a comarca, por tanto máis que buscar unha solución única para Alcoa hai que buscar unha solución global, reconstruír a sociedade e a economía que pretendemos, pero todo ten que estar fundamentado non nun sistema capitalista", pues dijo que en ese modelo "preocupa máis a cuestión económica que a cuestión humana".

El regidor socialista, también presidente de la Mancomunidade de Concellos da Mariña, defiende que el Gobierno central "ten o compromiso" de solucionar el problema "facendo as cousas dentro do ámbito legal" y considera "unha decepción absoluta" los mensajes lanzados desde la Xunta avanzando el cierre. "O que temos que facer é axudarnos, ver o problema real, saber que opina a empresa, se ten vocación de seguir aquí. Hai que buscar unha alternativa e ter un plan b pensando sempre nos postos de traballo", dice Llano, que también ve "falta de protagonismo dos dirixentes da empresa, que debería estar en Madrid defendendo e chegando a acordos claros".

Alfredo Llano: "Vexo falta de protagonismo dos dirixentes da empresa"

El alcalde de Burela, y también el de Alfoz, Jorge Val, trabajador jubilado de Alcoa, cuestionaron los incentivos por la interrumpibilidad que recibió la empresa en los últimos años, más de 600 millones según las cifras del alfocense, que también apuntó que "o prezo da corrente está por baixo da media europea" y que el precio del aluminio primario se fija en el mercado internacional, por lo que hay más factores en juego.

El socialista acusó a los representantes populares de "xerar alarmismo por unha rendibilidade política, porque están á volta as eleccións autonómicas" y cree que mejor sería "axudar e remar todos na mesma dirección. Era máis positivo que todos fixeramos o que puideramos por salvar esta situación", dijo, y no cuestionar al Gobierno central por si puede o no aprobar el estatuto en funciones. "Nun Concello unha modificación de crédito non se pode aprobar por decreto da alcaldía, e no estatuto hai certas cousas que requiren diñeiro que ten que ir reflexado nos presupostos", citó Val, que también lanzó la idea de "ver alternativas, diversificar. Non podemos depender só dunha cousa", considera.

Fran Cajoto: "As medidas que cambian as políticas non se poden facer en funcións"

En la misma línea de Llano y Val se pronunció el alcalde de Foz, Fran Cajoto, que dice que le "entristece" que "o único punto de distorsión é se se aproba o estatuto cun goberno en funcións ou non" y la "política que se fai". "A Xunta está tirando por un camiño que non vexo construtivo para resolver un problema que é de todos", dijo, al tiempo que defendió que "as medidas que cam bian as políticas dun país, como as que leva o estatuto, non se poden facer cun goberno en funcións" y que a nadie se le puede pasar por la cabeza que la intención del Gobierno sea acabar con la industria y con la comarca, «tirar unha bomba nuclear e que todo desapareza".

Cajoto también reconoció que no está de acuerdo "con certas actitudes do Goberno" en relación al retraso de la reunión de la mesa de seguimiento de la crisis comprometida por la ministra de Industria hace dos meses y al igual que Llano echa en falta «unha posición máis clara da empresa, que se compro meta a investir e dar viabilidade á fábrica se se lle garante un prezo da enerxía. "Gustaríame escoitalo, daríanos a todos unha seguridade e incluso aumentaría a presión sobre o Goberno e que a solución fora máis rápida e áxil", apuntó el alcalde de Foz, que pidió al resto de regidores "seguir indo da man porque se imos parcialmente ou de forma partidista non imos solucionar o problema, todos unidos facemos moito máis".

Fernando Suárez: "O que poida pasar en Alcoa podería ser unha catástrofe para Ribadeo"

"Os problemas complexos nunca teñen solucións doadas", dijo el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia (BNG), que argumentó que los gobiernos de las últimas décadas "non tiveron a capacidade de transformar e poñer en valor os sectores produtivos" y que en la comarca "non foi habendo nada máis alternativo". "Agora aquí sabemos producir aluminio, un dos compoñentes do futuro e sería un tremendo erro, dramático para nós, se esta xeración de persoas se queda sen traballo e perdemos ese I+D engadido que fomos creando nestes últimos anos", opina.

El alcalde de Ribadeo siente que su municipio "é zona cero tamén" del problema al contar con vecinos que trabajan en Alcoa y recibir a muchos otros que consumen en sus tiendas y negocios. "O que poida pasar en Alcoa para Ribadeo podería ser unha catástrofe porque Ribadeo ten moitas fortalezas pero ten moitas debilidades, ten moito comercio pero non ten un sector secundario que é o que xenera máis potencia económica", dice Suárez, que espera que se pueda articular un sistema estable a través del estatuto electrointensivo, "un bo acordo" que sirva también para reclamar a la empresa "esixencias concretas como mantemento dos postos de traballo e sobre todo investimento en modernización".

Jorge Val: "Hai que ver alternativas, diversificar"

"É importante que vaiamos xuntos pero quen ten a responsabilidade é quen está no Goberno", afirmó el alcalde de Xove, Demetrio Salgueiro, que quiso intervenir en último lugar y pidió a los representantes del PSOE en A Mariña "plantarse en Madrid a buscar unha solución ao problema e non vir aquí dicindo que isto é un problema do mundo global e que hai que buscar alternativas, ponme moito medo esta situación porque estou vendo que xa tiran a toalla e dan a fábrica por pechada", expuso.

Salgueiro ve "fóra de toda dúbida" la importancia de Alcoa especialmente para los concellos de Cervo y Xove, en su caso con una plantilla de cerca de 90 personas que sin esos ingresos "non podería manter" y los obligaría a "facer incluso unha regulación de emprego". También la ve vital para toda la comarca, "o que opina que non afectaría aos demais sectores está moi equivocado, sería unha reacción en cadea que causaría o peche de moitas máis empresas, de moito comercio e hostalaría. Se se deixa de ter os ingresos de moita xente que consume os demais van detrás, terían que pechar por inanición, basicamente", aseveró.

El alcalde de Xove afirma que el único problema es el de la energía por el incremento del precio en el último año y medio y que ninguna crisis anterior fue tan grave como esta. También recordó los "incumprimentos flagrantes" de la ministra y que ella mismo dijo en su visita que "se podían tomar decisións estando en funcións nunha situación grave e de necesidade. Non é a situación grave agora?", se preguntó Salgueiro, que recuerda que la empresa "xa dixo o que tiña que dicir, que con estes prezos de enerxía non podía seguir competindo. Ao día seguinte dirá que pecha".

Los alcaldes lanzan un mensaje de unión pero evidencian sus...
Comentarios