Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Airbourne reivindica larga vida al rock en el Resu

Los australianos fueron la sensación de una jornada que movió la tierra de Celeiro con los botes de Anthrax y Dropkick Murphys ►El festival ya está a rebosar para recibir hoy el concierto estrella de la banda alemana Rammstein sobre la medianoche

Cuando Joel O'Keeffe remató su lata de cerveza, la aplastó contra su testa y la precipitó al público, este no se lo tomó como un ataque contra su integridad sino como un símbolo rockero. Es una de esas cosas que sacadas de contexto no se explican y que no es sencillo argumentar, pero cuando las pasiones son levantadas para todos por igual no hay mucho que justificar . Y este jueves los alrededor de 20.000 fans del Resurrection Fest disfrutaron de lo lindo.

Desde primera hora de la tarde, los resus se pusieron las gafas de sol para ver a grupos como Bastards -antiguos Bastards on Parade- o Bala, demostrando que se puede hacer folk y punk de lo más duro desde Galicia. El público local destacó la importancia de que el festival siempre apueste por bandas nacionales. "non hai grupos mellores nin peores, todos fan cartel" señaló Manu Candeloria, organizador de otro festival de la provincia luguesa. "Séguese coidando moito a elección de grupos e meten bandas promesas e galegas, cousa que non sempre pasa nos grandes festivais" comentó Saray Blanco, vecina de Celeiro.

Saray Blanco Canoura (Celeiro): "Como celeirense é un orgullo o ambiente que se xera en toda a comarca. Ademais cóidase moito a elección de bandas" 


Sobre las siete comenzaron a llegar los grupos más esperados. Fue entonces cuando los también gallegos Guerrera y los australianos Airbourne se solapaban. Mientras los lucenses y compostelanos levantaban los cuernos del nada desestimable número de presentes en el Desert Stage, el mítico grupo australiano destrozaba el Main Stage con sus sentidas interpretaciones de canciones como Runnin Wild o el Too Much, Too Young, Too Fast. En un alarde festivalero el líder de Airbourne demandaba que sus fans girasen bailando en círculo. Los ya míticos 'resukids' también tuvieron su momento de gloria durante esta actuación, subiéndose a acompañar al grupo en una de sus canciones.

El escenario principal se convertiría desde las nueve en la plaza pública donde el hardcore de Suicidal Tendencies hizo las delicias de los más old school, que también gozaban con Comeback Kid.

Manu Candeloria (Viveiro): "No Resu non hai grupos mellores e grupos peores, tódolos grupos fan cartel e iso nótase no resultado" 


Anthrax era uno de los más esperados y no defraudó. Su trash metal bajó la noche a ritmo de guitarreo. La oscuridad no asustó a los miles de asistentes que después de una larga jornada de botes y pogos hacía lo propio con los Dropkick Murphys. La banda de Massachusetts hizo sonar su punk celta que demostró la fuerte herencia irlandesa del estado norteamericano. El folk metal continuó de manos de Korpiklaani, para dar paso a Red Fang, y su otra noche mágica en Celeiro. El Resu tiene cuerdas vocales de sobra para vibrar dos días más.

ABARROTE. La alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, cree que esta es la edición del Resurrection Fest con más gente en Viveiro, donde estos días es casi misión imposible aparcar, al igual que en Cantarrana. "Hay muchísima más gente por todos los sitios de acampada, incluso en San Roque, que siempre había pocas tiendas, había 200 y subiendo", comentaba. En la del parque de Covas, el camión de la basura tenía dificultades para aparcar.

Uxío Rodríguez (Viveiro): "Levo vindo dende o primeiro ano. Eu son máis do hardcore de sempre pero vivir isto é un auténtico espectáculo"

Pese a las miles de personas que abarrotan el municipio no se producen incidentes destacables. La Policía Local trabaja a tope con todos sus medios para garantizar la seguridad de viandantes y conductores especialmente en Celeiro, donde hoy y mañana también se corta el acceso por Harguindey Banet a la una de la tarde y hasta la finalización de los conciertos. Por la noche, seguirán desviando el tráfico por O Pirixel entre la gasolinera de Celeiro y la rotonda de Benito Galcerán.

La Policía Nacional realizó nuevas requisas con perros en busca de explosivos y droga, y la Guardia Civil hace controles como el que ayer montó en O Castelo.

Airbourne reivindica larga vida al rock en el Resu
Comentarios