sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

Adega reclama la caducidad de la concesión hidroeléctrica de Piquín

La asociación ecologista Adega solicita que se declare caducada una concesión hidroeléctrica de hace 88 años en el río Eo, contra la que se están movilizando los vecinos de Ribeira de Piquín. La solicitud figura en una de las alegaciones que la asociación acaba de presentar al proyecto y estudio de impacto ambiental de la solicitud de rehabilitación del derecho de concesión, autorización y declaración de utilidad pública de este aprovechamiento  hidroeléctrico en el río Eo.

Adega considera que la "antigüedad de la concesión", que data de 1922, así como "la injustificación pública del proyecto en la actualidad, la protección ambiental de la zona afectada (reserva de la biosfera y LIC) y las consecuencias sociales de la minicentral son motivos más que suficientes para que la declaración de impacto ambiental sea resuelta negativamente y, al mismo tiempo, se disponga la caducidad definitiva de la concesión".

El pasado 17 de abril, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico sometió a información pública la solicitud de rehabilitación del derecho de concesión y utilidad pública de este proyecto hidroeléctrico que pretende captar algo más de 10.000 litros/segundo de agua del río Eo, a la altura del ayuntamiento de Ribeira de Piquín, entre As Insuas y el lugar de Mende, para la producción de energía eléctrica y riego.

Adega recuerda que este proyecto se remonta a la epoca en la que se iniciaba la expansión de la energía eléctrica de la mano de personas emprendedoras, que no tienen "nada que ver con el actual monopolio de las compañías eléctricas". Las obras de este aprovechamiento fueron iniciadas en su día, pero no pasaron de la construcción de la presa de captación, de la que aún se conservan restos debajo del puente sobre el Eo que une a los ayuntamientos de Pol y Meira con Chao de Pousadoiro.

La asociación llevará a cabo una charla informativa este sábado 15 de mayo, a las cinco de la tarde en la escuela vieja de Chao del Pousadoiro, en la que Adega pondrá a disposición del público un modelo de alegaciones para presentar antes del 18 de mayo.

Además de las movilizaciones vecinales del sábado 8, la concesión administrativa también generó alegaciones de otra formación ecologista, Amigos da Terra, que considera que el aprovechamiento producirá un fuerte "deterioro medioambiental".

Adega reclama la caducidad de la concesión hidroeléctrica de Piquín
Comentarios