Acciones de Amazon, ¿una buena opción para los lucenses?

Ante la incertidumbre económica que sufre Lugo no es de extrañar que muchos habitantes estén tratando de sacar partido a sus ahorros, invirtiendo en valores que consideran fiables. El IBEX-35 es un mercado más que conocido por los ciudadanos de nuestra provincia, aunque fuera de él también hay oportunidades que deben ser tenidas en cuenta.
 
Un claro ejemplo es el de Amazon. Cada vez son más numerosos los españoles que optan por comprar sus acciones. ¿Realmente se trata de una buena alternativa? En ElProgreso analizamos dicha posibilidad para determinar si conviene o no decantarse por este tipo de inversión.
 

Alta rentabilidad teniendo en cuenta el coste

Son muchas las grandes empresas del extranjero que proporcionan un nivel de rentabilidad bastante elevado. Google lo demuestra a la perfección, así como Apple. Quienes adquirieron acciones de la compañía de la manzana en el 2012 pueden venderlas actualmente por un precio muy superior, obteniendo una gran cantidad de beneficios.
 
Sin embargo, el problema que tienen estas inversiones reside en que el coste de la adquisición también es muy alto. Así pues, el desembolso inicial es considerable, lo cual no tiene por qué suceder en caso de optar por Amazon.
 
A día de hoy proporciona uno de los mejores ratios del mercado. Ello es aprovechado no solo por pequeños inversores que no tienen una gran cantidad de ahorros. Incluso las enormes fortunas aprovechan la situación para cosechar millones de beneficios.
 
Uno de los hechos que demuestra el aspecto recientemente mencionado es el de que el gran inversor Warren Buffett ha comprado repetidamente acciones de Amazon. Un as de las finanzas como el popular norteamericano, cuya fortuna es de casi cien mil millones de dólares, no duda en confiar en el comercio electrónico por excelencia para invertir parte de su fortuna.
 

Evolución que repercute favorablemente en la bolsa

Ciertamente el valor que tiene una empresa en la bolsa varía en función de numerosos aspectos. Aun así, hay diversas claves que determinan casi siempre subidas o bajadas. Por ejemplo, descendería el valor si la compañía se estancase, lo cual sucede en el caso de los negocios más tradicionales. Todo lo contrario pasa con Amazon.
 
Se trata de una multinacional que se expande cada dos por tres con nuevas estrategias. En los últimos años ha logrado dar forma a un tejido de nube virtual que no solo es aprovechado por la propia Amazon, sino también por otras enormes empresas de la talla de Netflix.
 
Por otra parte, merece una mención especial la evolución en lo que a los países de operación se refiere. Todos recordamos con alegría el final del año 2011, fecha en la que Amazon llegó a España y empezó a adquirir una gran popularidad en nuestro país.
 
A partir de entonces dio comienzo a una expansión por toda Europa, aunque la ambición de su CEO le impide terminar aquí. Incluso las áreas menos desarrolladas del planeta están pasando a contar con servicios de Amazon, fomentando así la evolución tecnológica que tan importante es en esos países.

Buen momento para comprar acciones

La evolución tan dinámica que hemos detallado en anteriores líneas se traduce en que el valor de las acciones de Amazon se mantenga a un buen nivel e incluso vaya experimentando crecimiento. Aunque la lista de motivos va más allá.
 
Otro factor crucial es el del aumento de ventas que la compañía lleva tiempo experimentando. Ya de por sí año tras año se producía un notable incremento, pero a raíz de la crisis sanitaria que ha afectado a todo el mundo, los números se han disparado más si caben.
 
Durante semanas e incluso meses los ciudadanos de multitud de poblaciones, incluyendo por supuesto Lugo, no podían acudir a tiendas más allá de los supermercados, estancos y farmacias. Así pues, si necesitaban libros, dispositivos tecnológicos, complementos para el hogar u otros productos tenían que recurrir a negocios que vendiesen online, como es lógico cumpliendo con medidas de distanciamiento e higiene aplicadas por los transportistas.
 
Dicha situación dio pie a que los consumidores empezasen a comprar más por Internet. Varias tiendas en línea se vieron beneficiadas por ello, aunque la mayor de todas fue Amazon y sigue siéndolo a día de hoy.
 
Con el surgimiento del virus, Amazon al igual que la práctica totalidad de empresas, no se libró de un bajonazo en bolsa. Sin embargo, fue de las primeras compañías en recuperar el valor, realizándolo a un ritmo vertiginoso.
 
En una época en la que abundan los despidos y los ERTEs, Amazon ha incorporado a decenas de miles de empleados que pasan a formar parte de su plantilla activa para poder prestar servicio al elevado ritmo que demandan los clientes.
 
Así pues, septiembre se convierte en un mes clave para hacerse con acciones de Amazon. Algunos inversores de Lugo ya están dando comienzo a dicho movimiento, el cual puede ser efectuado sin abonar comisiones.

Comentarios