viernes. 25.06.2021 |
El tiempo
viernes. 25.06.2021
El tiempo

Los accidentes más comunes de los bebés y niños en casa

Un niño con un xilófono. PIXABAY
Un niño con un xilófono. PIXABAY

Los accidentes en niños son situaciones muchas veces inevitables. Están en una edad en que quieren descubrir el mundo a su manera, por lo cual es común que se caigan, golpeen o causen dolor. No obstante, es responsabilidad de los padres reducir las posibilidades de accidentes domésticos. En las últimas semanas se reportó el fallecimiento de una niña de apenas dos años, quien por accidente metió el cargador de un teléfono móvil a la boca. El cable estaba conectado.

Pediatras y especialistas señalan que el ser humano desde pequeño busca indagar y conocer lo que sucede a su alrededor, así como tomar sus propias decisiones. Según un informe de la Asociación Española de Pediatría (AEP), a partir de los seis meses de vida los bebés empiezan a llevar todo a la boca, por lo cual es necesario revisar la casa y proteger las esquinas, muebles peligrosos y enchufes. Lo mismo aplica cuando visitemos casas de amigos y familiares.

Representantes de la AEP sostienen que las lesiones por una descarga eléctrica son muy graves, pues producen quemaduras profundas que afectan estructuras internas como tendones y músculos, lo cual puede provocar alguna incapacidad funcional. Además, médicos y especialistas sostienen que si una descarga es muy intensa, puede producir un paro cardiaco o incluso causar la muerte.

Si bien es cierto que los accidentes son hechos inevitables en los cuales no se puede influir, sí es posible hacer algo: prevenir. La primera medida de prevención es informar a nuestros hijos sobre el peligro de la electricidad. No obstante, es probable que se encuentren en una edad en la cual no asimilen qué pasa si hacemos mal uso de ella. Entonces, es nuestra responsabilidad adoptar las medidas necesarias para evitar un accidente.

Algunas recomendaciones son bastante sencillas. Para evitar que los niños metan los dedos en los tomacorrientes, podemos taparlos con protectores homologados que nos brinden la seguridad necesaria. Según AEP, colocar estos dispositivos redujo en 60 % los accidentes domésticos por descarga eléctrica en Estados Unidos.

También es necesario revisar siempre los enchufes y arreglar los defectuosos. Lo mismo debemos hacer con los aparatos eléctricos en mal estado. Siempre debemos desenchufar los electrodomésticos para evitar que los niños tiren de los cables. Para ello podemos buscar alternativas para eliminar los cables y hay varios ejemplos de ello. Las aspiradoras 2 en 1 incorporan un sistema de baterías, con lo cual prescindiremos del cable. Además, tenemos planchas inalámbricas, en caso tengamos por costumbre olvidar de desconectarla.

Otra recomendación es evitar las conexiones triples o múltiples, las cuales son más propensas a sufrir problemas eléctricos y también son más llamativas para los pequeños. Si en caso debemos usar aparatos conectados, es mejor dejarlos lejos del alcance de los niños, ya sea en un mueble o sobre una encimera.

Los accidentes más comunes de los bebés y niños en casa