jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

PUBLIRREPORTAJE

7 trucos para ahorrar en verano

Siete trucos para ahorrar en verano.Junio es el mes que sirve como antesala a la llegada del verano. Estamos a muy pocos días de que abandonemos el frío, las lluvias y las nevadas para darle la bienvenida a la temporada más bonita de todas. Hablar de verano es sinónimo de hablar de ilusión, energía, amigos, viajes y en definitiva, buenos momentos. Realizar alguna escapada es prácticamente una necesidad y dependiendo de cuál sea el destino, tenemos que tener en cuenta que tendrá un coste u otro. Si hay un destino especialmente atractivo como Tailandia o Nueva York que siempre es más caro y no dispones del capital necesario, puedes recurrir a la ayuda de un préstamo rápido online de Viaconto. La temporada estival es una de las que más gasto supone de todo el año, pero siguiendo una serie de tips, es posible ahorrar en verano. ¿Quieres saber de cuáles se trata? Presta atención al artículo porque estamos seguros de que te interesará.
¿Cómo vivir el verano y no morir en el intento?

En verano, debido a las vacaciones, muchas familias pasan una buena cantidad de esos días en su casa. Debido a ello, los gastos del hogar se disparan respecto a otros meses del año, por lo que es conveniente prestar atención a ellos y a cómo reducir el gasto. Concienciarse con el medio ambiente, hará que las cifras de nuestras facturas se vean notablemente reducidas. En primer lugar, empieza por apagar las luces cuando no sea necesaria. Durante esa época del año, los días son más largos y por ende, la luz natural está más presente que la noche. A la hora de utilizar bombillas, no descartes la opción de adquirirlas de bajo consumo, puesto que suponen un ahorro de hasta un 80%.

En cuanto al mundo de los electrodomésticos, también hay que tomar una serie de medidas. A la hora de poner en marcha tanto el lavavajillas como la lavadora, pasta atención a la cantidad de platos y ropa que haya en ella. Es preferible utilizarlos cuando estén llenos, para así no despilfarrar el dinero. Por otro lado, evita dejar encendido el ordenador o la televisión si no se están utilizando. A la hora de cocinar, debes saber que las comidas en verano son más frescas, por lo que optar por ensaladas, macedonias y en definitiva, recetas que no precisan del horno o la vitrocerámica, permitirá que ahorres dinero.

Respecto al aire acondicionado, es aconsejable ponerlo a 23-25º, puesto que será la temperatura idónea en el hogar. Debes saber que por cada grado menos que pongas el aire acondicionado, estarás gastando hasta un 8% más de consumo eléctrico. De todas formas, este tipo de ventilación no es beneficiosa para la salud, por lo que opta por abrir las ventanas o adquirir un ventilador.

Por otro lado, para ahorrar agua se deben tener en cuenta distintos aspectos. En primer lugar, revisa que no exista ningún tipo de avería relacionada con la fontanería, puesto que se pierde mucha cantidad de agua. En caso de que existan, no dudes en avisar a un profesional en el ámbito para que ataje el problema. Asimismo, opta por instalar atomizadores en los grifos para ahorrar hasta un 50% de agua. En verano, debido al sudor, es normal que tengamos que ducharnos más de una vez al día. Por ello, opta por duchas cortas y cierra el grifo mientras te estés aplicando el jabón para no derrochar agua.

El sector de la alimentación es uno de los que más gastos se derivan. Aprovéchate de la alimentación de temporada y no dudes en consultar las distintas ofertas que hay en todos los supermercados. Así, ahorrarás hasta un 25% y además, podrás disfrutar de los beneficios que tiene hacer la compra para tu salud. Asimismo, no te olvides de las marcas blancas, porque al ser más económicas, podrás adquirir también otros productos con el dinero ahorrado. Si estás de vacaciones o no te apetece cocinar, es posible que decidas ir a un restaurante. Es preferible que lo hagas a mediodía para aprovechar los menús que existen.

Si hablamos de gastos, no podemos obviar las compras. La ropa en verano, es mucho más atractiva y nos sienta mejor. Debido al ingente gasto que puede haber en ello, no dudes en esperar a los meses de julio y agosto para poder comprar las prendas más económicas. Suscríbete a las páginas web de las tiendas para que puedan informarte de cuándo empieza el período de rebajas.

Por otro lado, si vas a realizar un viaje, observa las ofertas de vuelos que salen periódicamente y adáptate a los destinos más baratos. Además, es preferible que reserves tus vacaciones con suficiente antelación en caso de tener facilidad a la hora de saber cuándo las tendrás. Así, los meses de noviembre y enero se postulan como los más convenientes para reservar tus billetes o tu apartamento, ya que el precio se infla a medida que se acerca el verano.

Siguiendo estos consejos, estamos seguros de que podrás divertirte y exprimir todo lo bueno que tiene el verano. Recuerda que no hay que derrochar el dinero y que hay que ser conscientes de hasta dónde se debe gastar para así no tener problemas a la hora de volver de las vacaciones.

7 trucos para ahorrar en verano