viernes. 25.06.2021 |
El tiempo
viernes. 25.06.2021
El tiempo

Turnos rotativos: qué son, características, tipos, patrones y plantillas

La optimización de los recursos laborales es un aspecto clave para aumentar la productividad y la competitividad de una empresa, y planificar adecuadamente las jornadas de trabajo es una responsabilidad de los departamentos de Recursos Humanos que define los niveles de productividad de toda una plantilla en su jornada laboral. En el caso de empresas cuya plantilla funciona en base a turnos rotativos, es todavía más necesario contar con sistemas organizativos adecuados capaces de gestionar de una manera correcta y eficiente los recursos de una empresa en una clara apuesta por la equidad, la eficiencia y la satisfacción por el trabajo bien hecho.

Los turnos rotativos son aquellos que definen la jornada laboral de un trabajador en base a la variabilidad de la misma, estableciendo una entrada y una salida predeterminada que irá viéndose modificada a lo largo de un lapso de tiempo preestablecido. Estas jornadas pueden ocupar únicamente horas de mañana, de tarde o de noche, o complementarse entre ellas para lograr el cómputo semanal establecido por contrato. A poco amplio que sea el equipo humano que trabaje en base a turnos rotativos, se hace necesario contar con recursos suficientes para organizar las jornadas de manera equitativa y cubrir de manera satisfactoria tanto las necesidades de la empresa como las del trabajador.

Tipologías y patrones de turnos rotativos

A grandes rasgos, podemos hablar de tres tipos principales de turnos rotativos: los dobles, los triples y los de rotación natural o inversa. Los de turno doble, que normalmente se aplican de lunes a viernes, se trabaja un turno de mañana y otro de tarde. En los triples, también llamados “turnos rotativos de tres turnos”, se aplica habitualmente a jornadas que ocupan toda la semana y que establecen intervalos de trabajo intermitentes por la mañana, por la tarde y por la noche. Por su parte, los de rotación natural o inversa se aplican estableciendo franjas horarias de trabajo para la mañana, tarde y noche, o bien para la noche, tarde y mañana.

En lo que se refiere a los patrones, los más conocidos son el 4x3, el 5x2 y el 6x2. El patrón 4x3 está pensado para jornadas de trabajo más largas, y en ocasiones es el que levanta más suspicacias porque es el que apuesta por una jornada de trabajo que, en ocasiones, puede durar hasta 10 horas. Es un modelo muy habitual en empresas donde se apuesta por potenciar los niveles de producción y productividad. Estas jornadas laborales ocuparían 4 días a la semana, siendo los otros tres de descanso.

El patrón 5x2 es uno de los más estandarizados por adecuarse más a la tradicional jornada completa de lunes a viernes. Este patrón establece cinco días de trabajo por dos de descanso que, aunque habitualmente coinciden con los fines de semana, en realidad no tiene por qué coincidir. Estos turnos apuestan por la implementación de turnos más estables y adecuados con las necesidades del trabajador, promoviendo la conciliación familiar y apostando fuertemente por la flexibilidad horaria sin comprometer las necesidades de la empresa.

Por su parte, el patrón 6x2 establece jornadas de trabajo repartidas en 6 días de mañana, de tarde o de noche, y por esos 6 días de trabajo se conceden 2 de descanso. En este caso es imprescindible respetar cuál fue la última jornada de trabajo para retomarla en los dos días posteriores.

Sin embargo, estos no son los únicos patrones existentes entre las empresas que apuestan por establecer turnos rotativos para sus trabajadores, pudiendo encontrar incluso turnos de 4x2 o 4x1 que se establecen en empresas con unas necesidades y requisitos de producción muy específicos.

Crear plantillas con turnos rotativos viables

Las empresas que incorporen los turnos rotativos deben garantizar la igualdad de condiciones entre sus trabajadores y la rotación escalonada, sin que ningún trabajador se vea más beneficiado que otro en el reparto de horas. Uno de los objetivos principales de este tipo de jornadas es aportar un mínimo grado de novedad en las tareas realizadas por el equipo, tratando de romper con la rutina y evitando caer en la monotonía para aumentar la productividad y la motivación entre el personal.

Es imperativo respetar el lapso de 12 horas entre la finalización de la jornada laboral y el inicio de la siguiente. También es recomendable otorgar un descanso de al menos 15 minutos a todo trabajador que haya visto superada su jornada de trabajo continuo por un periodo de 6 horas. Tampoco conviene abusar de la adjudicación del turno de noche, tratando de evitar asignarlo al mismo trabajador durante más de dos semanas consecutivas, a no ser que el propio trabajador lo solicite expresamente.

Para afrontar los retos que supone crear una plantilla con turnos que respete al máximo los derechos y obligaciones del equipo humano, es necesario contar con programas que automaticen la asignación de los turnos y simplifiquen el trabajo. El uso de programas de Recursos Humanos que permitan realizar las gestiones de turnos de trabajo se traduce, en la mayoría de los casos, en un ahorro considerable para la empresa y en un aumento de la productividad al reducir casi a cero los errores que se cometen durante el cálculo manual. Una de las mejores opciones en este sentido es la de Bizneo, un software para turnos de trabajo que permite gestionar los turnos y horarios de trabajo de manera automática ofreciendo un programa sencillo, intuitivo y con una interfaz muy clara que crea cuadrantes sencillos y visuales para potenciar su inteligibilidad, y que es utilizado por empresas de la talla de Hawkers, Seat, Burger King, Air Europa, Porcelanosa, Tendam o Adecco.

Bizneo es apto para empresas de cualquier índole, contando con tres programas específicos en función de la envergadura de cada empresa: Essential está recomendado para equipos de menos de 200 empleados -con 37 funcionalidades y soporte telemático por correo electrónico y chat-; Professional es la opción más adecuada para plantillas con más de 200 empleados, que además proporciona asesoramiento telefónico, sesiones de formación presencial y ofrece soporte en tareas de migración de datos. Por el contrario, si ninguna de estas opciones se adapta a la empresa, el plan Enterprise te pone en contacto con un consultor para elaborar un plan a medida que tenga en cuenta las necesidades especiales de la empresa, integra herramientas de terceros e incluye desarrollos personalizados.

La propuesta de Bizneo permite tener a todo el equipo coordinado desde cualquier lugar, monitorizando sus horas trabajadas y pudiendo comunicarles cualquier cambio de última hora de manera inmediata. También es ideal para asignar horarios de forma masiva a distintos equipos de trabajo y crear turnos rotativos de manera automática, teniendo en cuenta las horas trabajadas de cada integrante y cumpliendo todas las recomendaciones en cuanto a jornadas y días de descanso.

Sus registros históricos cuentan con validez legal y son aptos ante eventuales litigios laborales y sanciones administrativas, además de poder elaborar informes detallados para auditorías internas con un solo clic. Su app acompañante, por otro lado, permite gestionar los turnos y cada trabajador podrá consultar las jornadas pendientes de la semana en curso, así como las nuevas asignaciones, sincronizar el control horario y planificar los descansos de manera más eficiente.

Turnos rotativos: qué son, características, tipos, patrones y...