Domingo. 21.01.2018 |
El tiempo
Domingo. 21.01.2018
El tiempo

Honduras, bajo estado de sitio

honduras_col1_portada.jpg
honduras_col1_portada.jpg

El Congreso de Honduras ha decretado esta noche el estado de sitio, que implica la supresión de los derechos individuales y colectivos y supone elevar aún más si cabe la tensión en el país centroamericano. 

Mientras, el presidente depuesto, Manuel Zelaya, confirmó en Panamá que esperará para regresar a su país que se cumpla el plazo de 72 horas dado esta madrugada por la OEA para su restitución en el cargo.

Tras su llegada a Panamá para asistir a la investidura de Ricardo Martinelli como presidente del país, Zelaya recordó que "a partir de hoy, primero de julio, la OEA, unánimemente con todos los países de América, ha pedido que se les den 72 horas para restituirme en el cargo".

"Ha empezado su cuenta regresiva con el fin de iniciar un proceso para mi retorno a Honduras", señaló Zelaya, en declaraciones a periodistas en esta capital .

Regreso para el fin de semana
Así pues, el depuesto presidente señaló que su regreso a Honduras será programado para este fin de semana, con "el fin de hacer un retorno ordenado y apoyado por todos los países de la Organización de Estados Americanos (OEA)".

También instó a los medios de comunicación de Panamá a "ayudar", ya que la prensa de su país, a su juicio, "no transmite nada" de lo que está sucediendo en Honduras. Después de estas afirmaciones señaló no querer dar más información para que el acto de la toma de posesión de Martinelli sea este miércoles "la noticia".

Peregrinación por América
Zelaya fue detenido y expulsado de su país por los militares el domingo, y a partir de entonces ha emprendido una intensa peregrinación de reuniones del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), del Grupo de Río, de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) de la ONU y de la Organización de Estados Americanos (OEA), que le han expresado su apoyo.

La destitución de Zelaya ha centrado las numerosas reuniones que han mantenido tanto el presidente saliente de Panamá, Martín Torrijos, como Martinelli, con las autoridades invitadas, coincidiendo en la necesidad de que se recobre la legalidad institucional en Honduras.

Micheletti no acepta el ultimátum

El presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, rechazó este miércoles el ultimátum de 72 horas de la OEA al insistir en que no está dispuesto a reponer en el cargo a Manuel Zelaya, gobernante depuesto y obligado a salir del país por los militares el domingo. "No estamos dispuestos a restituirlo porque él ha cometido delitos, en el momento en que él entre al país será trasladado a la cárcel", declaró Micheletti a la emisora colombiana La FM.

La Asamblea General de la OEA adoptó el martes una resolución de cinco puntos que condena "enérgicamente" el golpe militar del domingo en Honduras, exige la restitución "inmediata, segura e incondicional" de Zelaya y rechaza al Gobierno formado por Micheletti. Por otra parte, Micheletti pidió a los gobernantes de Argentina, Cristina Fernández, y Ecuador, Rafael Correa, que no interfieran en asuntos "que no les corresponden".

El nuevo gobernante se declaró preocupado porque, a su juicio, la comunidad internacional está aislando a Honduras. Sin embargo, sostuvo que espera la "comprensión y rectificación" de todos los países que han rechazado el golpe militar ocurrido en Honduras y les pidió que lo visiten para conocer su versión de los hechos.

Honduras, bajo estado de sitio