sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Zelaya dice que prepara un ''ejército popular y pacifico''

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, anunció que este jueves empezará a organizar en la frontera nicaragüense un "ejército popular y pacífico", integrado por militantes leales, con el objetivo de regresar a su país para revertir el golpe de Estado que lo sacó del poder hace un mes.

"Comenzaremos con la etapa de capacitación. La mejor forma es que los cinco capacitadores que ya los tenemos capaciten a veinte, en vez de traer tantos capacitadores y esos 20 a 40 personas", explicó el mandatario, la noche del miércoles durante un mitin con 300 militantes en esta ciudad fronteriza de Ocotal.

El derrocado gobernante en un discurso difundido por el canal 4, afín al Gobierno nicaraguense, afirmó que su lucha será pacífica y que los miembros de la agrupación "usarán las armas de la inteligencia y de la razón".

Según Zelaya, los entrenamientos se realizarán en fincas que el depuesto gobernante gestionará en las afueras de la localidad fronteriza, y que a partir de hoy comienza "la etapa de capacitación, de formación ideológica, formación política, entrenamiento y vigilancia".

Fincas sandinistas

El diputado del Partido Liberal Constitucionalista, Carlos Gadea Avilés, denuncio este jueves que seguidores de Manuel Zelaya están siendo ya entrenados para llevar un control de vigilancia en la zona fronteriza y que reciben capacitaciones ideológicas en fincas sandinistas, en la frontera nicaragüense.

Zelaya quien fue desplazado del poder el pasado 28 de junio, se encuentra en Ocotal desde el viernes pasado y según el diputado Gadea Aviles es protegido por decenas de policías nicaragüenses.

Según informó el canal oficial del gobierno, Zelaya se entrevistó este jueves en Managua con el embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, sin dar más detalles. Zelaya salió del hotel Fronteras en Ocotal, cerca de la línea divisoria con Honduras, a primeras horas de hoy para viajar a Managua.

Represión en la jornada de paro nacional
Este jueves estaba convocada la primera jornada del sector estatal en contra del golpe de Estado que puso en el poder al actual gobierno. La jornada estuvo marcada por una brutal represión por parte de fuerzas del Ejército y por la policía antimotines.

En Tegucigalpa, la jornada comenzó con un corte de carretera que fue atacasa por la policía, la cual avanzó con balas de goma y más bombas lacrimógenas. A estos dispositivos se les unirían a lo largo del día tanquetas y helicópteros, desde los cuales se tirarían bombas lacrimógenas a los manifestantes.

Uno de los manifestantes fue herido de bala en la cabeza, tal como ha informado Radio Globo, y se encuentra actualmente en estado de coma. Este medio informa también de que en el medio de las detenciones masivas de este jueves también fueron capturados pola policía varios menores de edad.

Según algunas informaciones, son decenas los manifestantes detenidos y entre ellos se encontraría el candidadto independiente a la presidencia Carlos Humberto Reyes, uno de los legendarios líderes sindicalistas del país.

Zelaya dice que prepara un ''ejército popular y pacifico''
Comentarios